12 Creencias Limitantes que Hacen Que Tengas Baja Autoestima

12 Creencias Limitantes que Hacen Que Tengas Baja Autoestima

Una creencia es un pensamiento crónico.

Una idea que hemos pensado tantas y tantas veces que al final hemos tomado como una premisa.

Las creencias no son buenas ni malas, simplemente son fruto de un mecanismo que tiene nuestra mente cuya finalidad es obtener seguridad.

¿Te imaginas tener que volver a valorar cada vez desde cero si algo te afecta o te perjudica? Pues esto se soluciona con las creencias.

Sin embargo, más allá del bien y el mal, sí que hay creencias que te ayudan a llegar allí a dónde quieres ir y otras que por el contrario te dificultan el camino.

Es una práctica muy útil para tu Crecimiento y Desarrollo Personal, el evaluar las creencias que tienes más arraigadas, y ver si te benefician o perjudican.

Si sientes que aún no eres la persona confiada y con alta autoestima que te gustaría ser, te dejo aquí una lista de 12 creencias que podrían estar entrometiéndose en tu felicidad.

Identifícalas y estarás mucho más cerca de cambiar y subir tu autoestima.

1) No puedo llegar a donde quiero por mi pasado.

 

Me gusta una cita de Tony Robbins que dice: “Tu pasado no equivale a tu futuro, porque tienes el presente.” Que cierto.

La mayoría de la gente está convencida de que el futuro tiene que ser por necesidad una extensión de su pasado, porque… ¿Si las cosas no han cambiado en todo este tiempo? ¿Por qué van a cambiar ahora, verdad?

Pero si lo piensas, esto es falso.El motivo por el que tu futuro hasta ahora ha sido prácticamente igual a tu pasado, es uno solo: sigues enfocado en tu pasado.

Si sigues enfocado en tus viejos hábitos, tus viejos patrones de pensamiento y tu viejo estilo de vida, muy difícilmente vas a poder llegar a otro lugar.

Pero si en cambio, tomas la decisión de vivir de una forma diferente ahora, de soltar el pasado y empezar a hacer lo necesario para llegar a dónde quieres, por diferente que sea (de hecho cuanto más diferente mejor) verás como el cambio que buscas, aparece.

Así ha ocurrido siempre, y te lo pueden decir todos los que han cambiado.

2) Si fracaso o me equivoco estoy perdido

 

Si tienes este pensamiento rondando en tu cabeza es solo por un único motivo: No has fracasado lo suficiente.

Llevas toda tu vida jugando a no perder cuando la vida está ahí para ganarla.

La gente que piensa esto suele ser porque fracasó un par de veces en el pasado y lo pasó tan mal y asoció tantas emociones negativas a este hecho, que le da pánico volver a equivocarse.

Lo se porque yo he estado allí y es todo una gran ilusión.

El fracaso no existe. Y no es algo que te esté contando para motivarte, lo digo de verdad.

Fracaso es solo el nombre que se le da a una parte del aprendizaje. Si te fijas en cómo aprende la gente que aún no ha sido duramente condicionada con la idea de que fallar está mal, como los niños por ejemplo, te das cuenta que fallar indica únicamente que ese no es el camino correcto. Nada más.

Cuando un niño está aprendiendo a andar se cae mil veces y se levanta mil y una vez. Y al final todo ese fracaso no ha servido de nada porque ya sabe andar.

Con los demás aspectos de la vida pasa exáctamente lo mismo. No es que no pase nada si fracasas sino que para aprender algo, tienes que fracasar. Nadie ha conseguido aprender nada sin haberlo hecho mal muchas veces primero.

El problema es que le ponemos un plazo al aprendizaje. Le ponemos un límite de tiempo y decimos “Bien, lo voy a intentar una vez más (o dos o tres o las que sean) pero si llega el momento y no lo he conseguido, habré fracasado”

Cuando inicié este blog y durante los 12 primeros meses no me leía ni mi madre, la gente me decía: ¿Durante cuánto tiempo  más vas a estar intentándolo? y yo les respondía ¿Cuánto tiempo le darías a tu hijo para que aprendiera a andar?

El que sea necesario, me decían. Bien, pues esto, y todo en la vida, es igual.

3) Tendría éxito si lo tuviera tan fácil como otros.

 

Esta es otra de las grandes afirmaciones que dejamos pasar sin llegar a cuestionar.

Resulta muy fácil juzgar desde fuera. De hecho, me apostaría cualquier cosa a que alguna vez alguien te ha juzgado y te has dicho para tus adentros “No puede estar más alejado de la verdad”

¿Por qué? Porque no podemos llegar a conocer a nadie del todo. No podemos llegar a entender todos los procesos que tienen lugar en la vida de alguien y por lo tanto, cualquier valoración es solo parcial.

¿Habrá alguien a quien le habrá caído todo del cielo? No lo se. Lo que sí sé es que todo el mundo tiene sus vicios y virtudes, sus facilidades y sus dificultades.

Y también que estando en la condición que estés siempre vas a poder encontrar a alguien que haya estado en una condición muy similar a la tuya, muchas veces incluso mucho peor, y ha logrado superarlo y llegar a dónde tú quieres llegar.

Así que… ¿Por qué no ibas a poder hacerlo tú?

4) Cuando tenga _____ entonces seré feliz.

 

Si algo he aprendido tratando de cambiarme a mí mismo es que cualquier acción que se realice partiendo de la escasez nunca te va a reportar abundancia.

El primer impulso es pensar que si conseguimos controlar el entorno entonces podremos sentirnos bien, pero el entorno es demasiado complejo para que podamos controlarlo por completo.

Si actuamos basándonos en el problema todo resultado obtenido, aunque pensemos que es positivo, no hace otra cosa que reforzar el problema.

Y he aquí la diferencia entre desesperación e inspiración. Cuando te sientes mal y crees que necesitas algo para sentirte bien, estás actuando por desesperación y no hace falta que te explique las consecuencias, porque creo que todos las hemos experimentado.

Sin embargo, cuando ya te sientes bien y actúas porque estás inspirado y simplemente te apetece crecer y ser más y conseguir más cosas, es cuando verdaderamente disfrutas de la vida.

5) Para tener éxito hay que hacer caso omiso de las emociones.

 

La mayoría de la gente sigue el proceso siguiente : “Si consigo ignorar mis emociones durante el tiempo suficiente, conseguiré lo que quiero y entonces me sentiré ya bien”

Te evitas el dolor del momento esperando un beneficio (o un dolor menor) en el futuro.

Pero piénsalo por un momento… ¿Que te indica ese dolor, ese sufrimiento? Que tienes algo en tu vida que no es como te gustaría y que tienes que cambiarlo.

¿Y qué pasa si no lo cambias? ¿Que pasa si te evades con estimulación, drogas, validación, o simplemente refugiandote en tí mismo y tratando de no sentir el sentimiento?

Que lo malo se hace más grande y el dolor es cada vez mayor. Es como si la vida te golpeará una vez para enseñarte algo y al ver que no aprendes decidiera golpearte cada vez más fuerte. Curiosamente es así como sucede.

Al final ocurre que explotas y tocas fondo y después de pasar meses o incluso años recuperándote, aprendes la lección y haces el cambio que debiste haber hecho mucho antes.

¿Para qué esperar verdad? No tiene sentido. Tus emociones son tus amigas.

6) Vivir con propósito es una tontería.

 

Cuando estoy teniendo una conversación con alguien y casualmente llegamos al tema de vivir con propósito, el 90% de la gente mira con cara de “Eso eso solo es verdad en los cuentos y las películas”

Y puede que tú también hayas pensado esto por mucho tiempo y lo sigas pensando pero déjame decirte una cosa.

Más allá de que decidas creer o no que no somos solo materia que anda y que venimos al mundo por alguna razón, lo cierto es que cada persona tiene unos gustos y unas inclinaciones particulares.

A unos les gusta más la playa a otros la montaña. Unos son felices viviendo a menos 20 grados y otros no vivirían en esas condiciones ni por todo el oro del mundo.

Si tienes en cuenta lo que hemos dicho en el apartado anterior, para sentir que no tienes lo que quieres en tu vida y cambiarlo, primero debes de saber que quieres en tu vida.

Ese es tu propósito. Esa imagen de lo que te gustaría ser hacer y tener en la vida y el por qué te gustaría hacerlo, es tu propósito.

Cuanto más claro y vívido lo tengas y más te aferres a él, más fácil te será subir tu autoestima y ser feliz y porque te darás cuenta de que te estás desviando del camino y tomarás las acciones necesarias.

7) Cambiarse a uno mismo es imposible o muy costoso.

 

Seguro que alguna vez has conocido a alguien que ha tenido una experiencia traumática que le ha cambiado la vida para siempre.

Alguien que una vez se encontró una tarántula de pequeño y les cogió pánico, o tal vez alguien que se quedó un día encerrado 30 minutos en el ascensor de casa de su tía y desde entonces es claustrofóbico.

Bien, pues en todos estos casos uno se ha cambiado a uno mismo y lo ha hecho en cuestión de segundos.

No es que la gente tarde muchos años en cambiar, el cambio realmente se produce en cuestión de segundos.

Como cuando una mujer se queda embarazada y decide dejar de ser anoréxica o alguien cae enfermo y de repente deja de fumar para siempre.

Lo que ocurre simplemente es que la gente suele tardar años en decidirse a tomar la decisión de hacerlo, pero el cambio, lo que es cambiar, lo puedes hacer en solo un instante.

8) Soy malo para _____

 

Como bien explico en el curso sobre Como Subir La Autoestima, lo que nosotros pensamos que somos, es decir, nuestra autoimagen, se ha formado debido a nuestras  experiencias del pasado.

Y tus experiencias dependen de tus herramientas y de tu actitud, por lo tanto si no tenías buenas herramientas para lo que querías conseguir o no tenías una buena actitud, lógicamente obtuviste malos resultados.

Por ejemplo, yo de pequeño era hipertímido. Hasta el punto que me daba vergüenza el simple hecho de ir a la barra del McDonalds a pedir un paquete más de ketchup para las patatas. Y sí, me acababa comiendo las patatas sin salsa porque tenía miedo de que pensarían de mí o que me dirían o si quedaba como un tonto.

¿Era malo en habilidades sociales simplemente porque yo era así? Pues eso pensé durante mucho tiempo hasta que me di cuenta de que no.

Muchos años después puedo decir que simplemente no tenía ni las herramientas ni la actitud adecuada, las experiencias que tuve fueron malas y me hicieron creer que yo era malo en eso.

¿Qué pasó después? Que decidí investigar todo esto y aprender los principios, aprendí mejores herramientas, cambié mi actitud y en cuestión de poco tiempo empecé a ver resultados totalmente opuestos en ese aspecto de mi vida.

No eres malo en nada, simplemente aún no lo dominas. Si te esfuerzas por tener buena actitud y aprender las mejores herramientas podrás ser lo que quieras.

9) Siempre me pasa igual.

 

Esta es una creencia tonta que solemos repetirnos en momentos de flaqueza únicamente por nuestro empeño de centrarnos en lo negativo.

Por un lado, tal y como habíamos comentado con la creencia 1, si siempre te pasa lo mismo es  porque siempre te centras en lo mismo del pasado que no quieres y no cambias tus comportamientos.

Pero más allá de eso… ¿Qué quiere decir que siempre te pasa igual? ¿Que te sale mal? Bueno, siempre que no te sale bien te sale mal así que siempre te va a salir una de las dos.

“Siempre me sale igual” es únicamente la típica frase tonta que nos repetimos para apiadarnos de nosotros cuando nos sentimos mal porque algo no ha salido como queremos.

La próxima vez que veas que esta frase aparece en tu mente, ya sabes, simplemente date cuenta de que no es verdad que siempre te pasa igual. Si que es verdad que fallas muchas veces, lo necesario para aprender, pero tienes muchos aciertos también.

10) Tendré éxito en la medida en que le agrade a todo el mundo.

 

Woody Allen dijo una vez: “No conozco la clave del éxito, pero sé que la clave del fracaso es tratar de agradar a todo el mundo”. Y si lo piensas tiene mucha razón.

Solemos pensar que cuantos más seguidores tiene una idea, más buena es. Pero la valoración de que algo sea bueno o malo, la etiqueta, es simplemente algo que nosotros ponemos a las cosas.

Así pues, cuando tratas de gustarle a todo el mundo, lo que estás haciendo es tratar de justificar que tú eres bueno, porque mucha gente te considera bueno. Pero como hemos dicho, no importa la etiqueta que los demás pongan a las cosas sino que pienses tú.

Es por esto que es mucho más efectivo, ser como tu crees que tienes que ser y gustarle solo a la gente que le tengas que gustar, que será aquella que piense como tú y que vea valor en lo que haces.

11) Para ganar yo tienen que perder los demás. Y viceversa.

 

A priori esto puede parecer que tiene sentido.

Si hay un número concreto de cosas en el mundo y alguien coge más, el número de cosas que quedan para el resto es menor.

Sin embargo esto no ocurre así porque como seres humanos tenemos una habilidad muy característica (que a veces podría parecer hasta mágica) que es la de crear valor a partir de la nada.

¿Te suena muy raro esto? Te lo explico.

Imaginate a una persona que se le da bien ponerse en forma mientras está en la oficina, de repente esa persona decide enseñarle eso a sus amigos, para que ellos se pongan también en forma mientras están trabajando en su oficina.

Imagina que ahora no solo decide compartir su conocimiento gratis sino que da cursos sobre cómo ponerse en forma en la oficina a una multitud de gente que quiere aprender y está dispuesta a pagarle.

Aquí viene lo interesante y lo que a mucha gente le cuesta comprender.  Aunque pueda parecer que ahora el mundo tiene menos porque mucha gente ha pagado por aprender eso, lo que ocurre en realidad es que el mundo tiene más.

¿Por qué? Porque las personas que han pagado, en realidad han obtenido un beneficio mayor del que han pagado. Han perdido algo de dinero pero han ganado tiempo, salud, productividad, felicidad…

tal vez no sea el mejor ejemplo pero creo que se entiende. Cuando ganas dinero lo haces porque estás contribuyendo al mundo, más valor del que te están pagando.

12) La gente es mala y envidiosa por naturaleza.

 

Te propongo una preguntas muy simples.

¿Si crees previamente que alguien es de una determinada forma, como te comportas tú? Exacto, de una determinada forma.

¿Si crees que la mujer que está sentada a tu lado en el bus es multimillonaria y le gusta dar billetes de 50 a la gente que le cae bien que harás? Exacto, le sonreirás, le dirás algún cumplido camuflado, e intentaras carle bien para ver si eres el afortunado.

¿Si crees que el chico de pelo largo que va caminando por la otra acera es un delincuente y un ladrón, que harás cuando se acerque hacia ti para decirte que es reportero y está entrevistando a la gente de la zona que viste con estilo? Exacto, doblarás la esquina y lo evitarás a toda costa.

Con lo cual nunca te darás cuenta de que hay cosas buenas en el mundo y más importante aún, de que tu estilo de vestir es admirable.  

Aquello en lo que te enfocas se expande. Si crees que hay gente mala, eso habrá. Si crees que hay gente buena, seguro también que la encuentras.

No​ ​Salgas​ ​de​ ​tu​ ​Zona​ ​de​ ​Confort​ ​a​ ​Menos​ ​que​ ​Hagas Esto.

No​ ​Salgas​ ​de​ ​tu​ ​Zona​ ​de​ ​Confort​ ​a​ ​Menos​ ​que​ ​Hagas Esto.

Estás harto de escucharlo, lo has leído en cien posts y visto en mil vídeos, y en todos lados se habla de lo mismo: Sal de tu zona de confort, atrévete tomar riesgos, la vida que quieres está justo al otro lado de tus miedos… y blablabla.

(Por si no sabes exáctamente qué es esto de la zona de confort te lo explico de forma simple: La zona de confort es ese estado mental en el que no tomas riesgos, haces lo que siempre has hecho y por lo tanto no creces.)

Y ahora puede que estés pensando. “¿Que tiene de malo eso de salir de la zona de confort? Hace tiempo que oí hablar de ello y me gusta la idea.” Bien, a mi también, pero hay algo que debes saber…

El problema con la zona de confort.

 

En principio esto de salir de tu zona de confort parece tener mucho sentido pues cuando sales, haces cosas que de otra forma nunca te creerías capaz de hacer, expandes tus límites y creces y mejoras en muchos sentidos.

El problema, y lo que puede que no te hayas dado cuenta hasta ahora, es que nadie quiere simplemente crecer en muchos sentidos, porque crecer en muchos sentidos es algo difuso e inexacto.

Lo que quieren las personas (y lo que quieres tú también) es llegar a algún lado, es decir, pasar desde dónde estás ahora, que no es la vida de tus sueños, a vivir esa vida que tanto deseas. Pero la vida que tanto deseas no es inexacta sino muy específica.

Si tu sueño es inventar la nueva gran app y recorrer el mundo durante 5 años con tu alma gemela, ese es tu sueño, y es allí a dónde debes dirigirte. No a crear una empresa multinacional, casarte y vivir en una urbanización al lado de la playa.

Como ves, sueños nobles hay muchos, tantos como posibilidades de crecimiento, pero tú solo quieres ir hacia una dirección en concreto. ¿Se entiende?

La mayoría de la gente, asocia el hecho de hacer cosas que le den miedo y salir de su zona de confort a estar más cerca de conseguir ese sueño que desean, pero muchas veces esto no ocurre así y simplemente están creciendo en otro sentido totalmente diferente.

¿Qué pasa entonces?

 

Qué llevas meses o incluso años, haciendo cosas que te dan miedo y creciendo, pero cuando te pones a pensar en lo lejos que está tu sueño de dónde estás ahora, te da la impresión de que no has avanzado y sigues en el mismo sitio.

Incorrecto. Si que has crecido y avanzado, solo que lo has hecho en otras direcciones.

Por ponerte un ejemplo:

Eres esa persona que desea crear la nueva gran app y recorrer el mundo durante 5 años con su alma gemela: lo lógico pues sería que salieras de tu zona de confort y te pusieras a hacer cosas como aprender programación, acudir a eventos a conocer a programadores expertos, crear alguna app de poco caché para ir cogiendo confianza, conocer a más personas a las que les guste viajar…

Sin embargo, también sería salir de tu zona de confort, el hecho de apuntarte a un gimnasio y hacer ejercicio, hacer paracaidismo, aprender alemán, etc, etc… y estas últimas evidentemente también van a hacer que crezcas, pero no te va a acercar a tus sueños rápidamente.

¿Cual es la solución?

 

La clave está en lo que yo llamo: Salir de tu Zona de Confort Deliberadamente.

Esto consiste en lo siguiente:

Vas a seguir saliendo de tu zona de confort pero para cada cosa que hagas vas a tener un motivo.

Y el motivo de lo que hagas va a estar siempre alineado con tu sueño que habrás definido previamente.

La magia de esto es que al avanzar en una sola dirección puedes ordenar las acciones que tienes que tomar según la dificultad que creas que te van a traer y ir haciendo cada vez cosas más difíciles.

De esta forma tu autoestima va aumentando poco a poco y llegas muy rápido a tu destino.

Así pues, si haces esto debes tener en cuenta 2 cosas:

 

1) Debes tener claro tu propósito. Saber a dónde quieres ir.

Este es el primer paso.

La mayoría de la gente tiene muy claro a dónde no quiere ir y qué cosas quiere evitar en su vida porque le hacen sentir mal. Sin embargo esto no ayuda.

Lo que tu quieres, más que reaccionar a las cosas que te ocurren y no te gustan, es tener un sueño muy definido sobre el cual trabajar de forma proactiva.

Cuanto más definido esté y más fácil puedas sentirlo, más fácil te será darte cuenta si una actividad te va a acercar o alejar a él.

 

2) Organizar y ordenar las acciones que vas a tomar para que te ayuden a lograr tu sueño.

Una vez tienes muy claro dónde te gustaría estar, es momento buscar las acciones que podrías o deberías hacer para estar cada vez más cerca de ahí.

¿Cómo sería una persona que estuviese viviendo ese tiepo de vida? ¿Qué haría? ¿Cómo se comportaría?…

Y una vez identificadas esas cosas que deberías poder hacer pero aún no estás haciendo, es hora de ordenarlas según las puedas hacer ahora o no y cuánta inversión te van a costar y pasar al paso más importante de todos…

HACERLAS!

Por último añado también al post una clasificación sobre los 3 tipos de personas según cómo toman acción para que tengas en mente en todo momento como cuál de ellos estás acutando.

Los 3 tipos de personas:

 

1) Los Cómodos. No toman riesgos y viven siempre su zona de confort (la mayoría 90%)

Los cómodos no toman acción y no crecen.

Son esas personas que ves al cabo de 10 años y te causan curiosidad porque mientras todos los demás han cambiado ellos siguen exactamente igual que cuando eran 10 años más jóvenes.

Temen al cambio, se refugian en la seguridad que les aporta lo conocido, y viven la misma vida durante toda su existencia.

 

2) Los Locos. Aquellos que salen de su zona de confort sin propósito (mayoría dentro de la minoría 9%)

Los locos son aquellos que se han dado cuenta de que han vivido durante muchos años en su zona de confort y ahora quieren salir de ella a toda costa.

Confunden el moverse y hacer cosas nuevas con estar más cerca de hacer sus sueños realidad.

Los puedes identificar porque aunque ves que se mueven y hacen cosas para cambiar (muchas veces cosas que no tienen mucho sentido lógico), pasan los años y siguen prácticamente igual de lejos de conseguir sus sueños que cuando empezaron.

Están tomando acción pero no están alineados con su propósito.

 

3) Los listos. Salen de su zona de confort deliberadamente y obtienen resultados extraordinarios. (minoría dentro de la minoría 1%)

Estos útlimos son el grupo dónde tú quieres estar.

Como bien hemos explicado en el post, en este grupo están aquellos que se han dado cuenta de que tomando acción sin más, no van a estar más cerca de cumplir sus sueños, sino que necesitan tener claramente definido su sueño y salen de su zona de confort deliberadamente deliberadamente.

 

Ahh, se me olvidaba. Por último te tengo que confesar una cosa.

Seguro que estás leyendo todo esto y estás diciendo: esto está genial, ya sé lo que tengo que hacer para empezar a acercarme hacia mis sueños. Y así es, si sigues estos consejos y no te sales del camino, de seguro que llegarás bien lejos

Sin embargo, me sentiría en deuda contigo si no te dijera que existen un par de atajos que puedes tomar para acelerar el proceso de construir tu autoestima paso a paso y llegar a hacer tus sueños realidad.

El primer paso es aprender y entender realmente cómo funciona el mecanismo de la autoestima y para eso, lo mejor que puedes hacer, sin duda, es esto.

1Saludo,
Saül Tormo.

Frases Motivación de “El Hombre en Busca de Sentido” de Viktor Frankl.

Frases Motivación de “El Hombre en Busca de Sentido” de Viktor Frankl.

El post pasado “Los 25 Libros Que Me Han Cambiado La Vida Y Que Puede Que Cambien La Tuya También” triunfó.

Muchos me habéis comentado que os ha encantado en especial el libro de Viktor Frankl “El Hombre en Busca de Sentido”

Aprovechando esto y que suelo tomar notas de algunas frases de los libros que leo, he decidido hacer un post publicando las mejores frases del libro.

Un libro que por cierto es una verdadera obra de arte y todo un elogio a la vida. (puedes leer la descripción en el post pasado)

¿No has leído el libro? No problem.

Aquí te traigo las mejores ideas para que te inspires y te hagan reflexionar tanto como a mí.

Al hombre se le puede arrebatar todo salvo una cosa: la última de las libertades humanas – la elección de elegir la actitud personal ante un conjunto de circunstancias- para decidir su propio camino.

¿Poderosas palabras verdad? Si un prisionero de un campo de concentración Nazi puede controlar sus emociones y elegir su actitud ante la vida, no existe motivo alguno sobre la faz de la tierra por el cual tú no puedas controlar las tuyas y salir todos los días a la calle con tu mejor actitud.

Por irónico que parezca, de la misma forma que el miedo hace que suceda lo que uno teme, una intención obligada hace imposible lo que uno desea a la fuerza.

Esta frase me caló hondo también. Se habla mucho sobre el miedo y sobre por qué tener miedo hace que no nos lancemos y consigamos lo que queramos, pero ¿Qué hay del deseo excesivo? ¿Nunca te ha pasado?

Cuando leí esto me di cuenta de que habían muchas cosas en mi vida que no estaba consiguiendo porque las ansiaba tanto que yo mismo las alejaba de mi vida.

Es irónico pero es verdad, y nos sigue pasando a todo. Sin duda un buen punto para reflexionar.

El sufrimiento, deja de ser en cierto modo sufrimiento, en el momento en el que encuentra un sentido, como puede serlo el sacrificio.

Esta es una de las premisas básicas de la Logoterapia, la forma de terapia inventada y practicada por Viktor Frankl.

Y es una premisa brutalmente cierta. ¿Qué te está haciendo sufrir en la vida? ¿Lo tienes ya en tu mente? Bueno pues ahora convéncete de que no te está haciendo sufrir en vano sino que te está ocurriendo eso por algo.

¿Te jode tener que ir a trabajar? Recuérdate constantemente que vas a trabajar porque quieres mantener a tu familia y verás como el dolor se alivia

¿Te jode tener que ir al gimnasio varias veces a la semana? Recuérdate constantemente que vas al gimnasio porque quieres ponerte en forma y lucir bien y verás como el dolor se alivia.

Creo que se entiende… Dale un sentido a tu sufrimiento y dejará de ser en cierto modo sufrimiento.

Llévalo un paso más allá y pregúntate “para qué” te ocurre lo que te ocurre en vez de “por qué” y verás cómo tu vida cambia. (y digo esto teniendo pruebas de ello)

La esencia última de la existencia humana está en su capacidad de ser responsable. “Vive como si ya estuvieras viviendo por segunda vez y como si la primera vez ya hubieras obrado tan desacertadamente cono ahora estas a punto de obrar.”

Detente un momento y relee la frase que acabas de leer. Cada vez que la leo se me ponen los pelos de punta. ¿Qué bonito sería vivir así verdad? Que libres nos sentiríamos y que más lejos llegaríamos todos.

El hombre tiene la peculiaridad de que no puede vivir si no mira al futuro: sub especie deternitatis. Y esto constituye su salvación en los momentos más difíciles de su existencia, aun cuando a veces tenga que aplicarse a la tarea con sus cinco sentidos. 

¿Nunca has estado en un momento tan bajo en tu vida, que tu único consuelo ha sido imaginarte el futuro que podrías conseguir y aferrarte a él como último recurso para sentirte bien?

Si te ha pasado sabes seguro de lo que te hablo. Si no te ha pasado, recuerda estás frases porque las necesitarás.

Así es como funciona la mente humana, tendemos a pensar contantemente que ocurrirá después y cuando creemos que el futuro nos será deplorable nos entra estress y ansiedad.

Pero ehh, ahora que tienes este conocimiento en tu mente, puedes hacer algo para cambiarlo.

Simplemente, alimenta el fuego de tus objetivos, imagínate un futuro bonito y brillante y aplícate a él con los cinco sentidos.

La libertad no obstante, no es la última palabra. La libertad solo es una parte de la historia y la mitad de la verdad. La libertad no es más que el aspecto negativo de cualquier fenómeno, cuyo aspecto positivo es la responsabilidad. De hecho, la libertad corre el peligro de generar en nueva arbitrariedad a no ser que se una con responsabilidad.

Curiosamente esta frase me recuerda a la mítica de Spiderman:  Un gran poder (libertad), conlleva una gran responsabilidad.

Cuando se acepta la imposibilidad de reemplazar a una persona, se da paso para que se manifieste en toda su magnitud la responsabilidad que el hombre asume ante su existencia.

Lo que el hombre realmente necesita no es vivir sin tensiones, sino esforzarse y luchar por una meta que le merezca la pena. Lo que necesita no es eliminar la tensión a toda costa, sino sentir la llamada de un sentido potencial que está esperando a que él lo cumpla. Lo que el hombre necesita no es la “homeostasis”, sino lo que yo llamo la “noodinámica”, es decir, la dinámica espiritual dentro de un campo de tensión bipolar en el cual un polo viene representado por el significado que debe cumplirse y el otro por el hombre que debe cumplirlo.

¿Sabes por qué no tengo nada que comentar sobre estas dos? Porque cada vez que las leo me quedo con la boca abierta.

La influencia inmediata de una determinada forma de conducta es siempre más efectiva que las palabras. Pero a veces, una palabra también resulta efectiva cuando la receptividad mental se intensifica con motivo de las circunstancias.

La gente aprende más de ver hacer las cosas que de que le digan cómo tiene que hacerlas. Si quieres ayudar a alguien, será mejor que le muestres como puede hacerlo mejor en vez de que simplemente te limites a decírselo.

Aun así, si a una persona le acaba de ocurrir una situación en la que se demanda aprender una lección, puedes simplemente decírselo que aprenderá igualmente debido a la intensidad de los hechos acontecidos.

El hombre ha perdido totalmente su seguridad; el hombre tiene que elegir. Carece de instinto que le diga lo que ha de hacer y no tiene ya tradiciones que le indiquen lo que debe hacer, en ocasiones no sabe siquiera que le gustaría hacer. En su lugar, desea hacer lo que otras personas hacen (conformismo) o lo que otras personas quieren que haga (totalitarismo).

¿Te da la impresión de que mucha gente va por la vida en piloto automático? ¿Qué somos la copia de la copia de otra copia? ¿Qué repetimos muchas los mismos errores una y otra vez y no aprendemos las lecciones? Bueno, aquí Viktor Frankl intenta explicar por qué.

Por último quiero dejarte con dos frases que tratan sobre el sentido de la vida.

Pero no te voy a decir nada no porque no sean profundas (tal vez sean las más profundas) sino porque quiero que saques tú tus propias conclusiones y me lo cuentes en los comentarios.

Si has llegado hasta aquí deduzco que te habrá gustado el artículo y estoy seguro de que te sentirás mejor contigo mismo si me haces saber a mí y a la comunidad LivingTrue tu opinión al respecto, así que no seas tímido y comenta, lleva 30 segundos.

El sentido de la vida difiere de un hombre a otro, de un día para otro, e una hora a otra. Así pues, lo que importa no es el sentido de la vida en términos generales, sino el significado de la vida de cada individuo en un momento dado.

No importa que no esperemos nada de la vida, sino si la vida espera algo de nosotros. Tenemos que dejar de hacernos preguntas sobre el significado de la vida, y en vez de ello, pensar en nosotros como seres a quienes la vida les inquiera continua e incesantemente. Nuestra contestación tiene que estar hecha, no de palabras ni tampoco de meditación, sino de una conducta y actuación rectas. En última instancia, vivir significa asumir la responsabilidad de encontrar la respuesta correcta a los problemas que ello plantea y cumplir las tareas que la vida asigna continuamente a cada individuo. Dichas tareas, y consecuentemente, el significado de la vida, difieren de un hombre a otro, de un momento a otro, de modo que resulta completamente imposible definir el significado de la vida en términos generales. Nunca se podrá dar respuesta a las preguntas relativas al sentido de la vida con argumentos especiosos. “vida” no significa algo vago, sino algo muy real y concreto, que configura el destino de cada hombre distinto y único en cada caso. Ningún hombre ni ningún destino pueden compararse a otro hombre o a otro destino. Ninguna situación se repite y cada una exige una respuesta distinta.

Ahh y casi se me olvida, si quieres saber de más libros como este… De hecho, si quieres saber los 25 libros que me han cambiado la vida y que puede que cambien la tuya también. Introduce aquí abajo tu nombre y correo y te los envío sin compromiso. Te aseguro que va a ser lo mejor que has leído este mes.

1Abrazo, Saül.

Los 25 Libros que cambiaron mi vida y que puede que cambien la tuya también.

Los 25 Libros que cambiaron mi vida y que puede que cambien la tuya también.

Napoleón Hill – Piense y Hágase Rico

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Este fue el primer libro de desarrollo personal que compre y también el libro que hizo que tuviera tanta devoción por mejorarme a mí mismo.

Lo compré a escondidas de mis padres cuando tenía 13 años en La Casa Del Libro de Valencia, únicamente porque escuché el título en alguna parte.

En aquel momento me pareció el Santo Grial, porque afirmaba que yo, que era bastante bueno pensando, podía hacer algo más que ser el bicho raro de la clase, podía ser rico.

Así de escéptico como siempre he sido, pensé que lo mínimo que podía hacer antes de rechazar una afirmación tan revolucionaria, era darle una oportunidad.

Es por eso que lo compré y lo leí, y aunque sé que suena cliché lo que voy a decir, lo digo porque es la verdad: me cambió la vida.

Y me cambió no porque explicara un plan mágico o milagroso para hacerme rico de la noche a la mañana, sino porque decía que si uno se mejoraba a sí mismo, mejoraría también su vida, que si uno se convertía en un hombre valioso para los demás, la riqueza llegaría sin apenas darse cuenta, y lo haría en todos los sentidos.

De hecho creo que lo que más me marcó, fue descubrir, que no solamente hablaba de riqueza en términos de dinero, sino de tener una vida rica, una vida de verdad y que valiese la pena.

Así que, convencido, me aferré a la idea de que la vida te paga cualquier precio que tú le pidas, y me embarqué en el viaje más alucinante que he vivido nunca. Y si has leído mi blog, el resto de la historia ya la sabes.

Cuando tenía 13 años era un chico inseguro, sin aspiraciones y aunque me duela admitirlo, bastante infeliz. Si hoy estoy dónde estoy es porque de alguna forma este libro encendió la llama que desde entonces no ha dejado de arder. Si solo te quedas con un libro, te recomiendo que sea este.

Puedes comprarlo aquí.

Resultado de imagen

Julien Smith – La Inmutación

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«Existe un lugar cerca de mi casa – Un gimnasio de boxeo llamado Hard Knox. Puedes ir allí cuando quieras, sentarte y ver a la gente pelear.

Arriba de la puerta de la entrada hay un letrero que dice “ENTRADA VIP”, porque cualquiera que entre puede ser un campeón. Pero para convertirte en uno, primero tienes que aprender a recibir los golpes.

En una pelea, hay una diferencia fundamental entre los boxeadores y el resto de la gente. Los chicos que han sido entrenados son diferentes. Si les golpeas, no se inmutan. Lleva práctica llegar hasta ahí, pero si quieres pelear, no tienes ninguna otra opción. Es la única forma de vencer.

Esto es un libro sobre ser un campeón, y lo que conlleva llegar hasta ahí. Es sobre decisiones, y como saber que estás tomando las acertadas. También es sobre ti: sobre el tú presente, de ahora, sobre el potencial, y sobre el tú futuro, y sobre la única diferencia entre ellos.

Es sobre el instinto –y la inmutación- y sobre por qué dominarla es vital. Este libro te ayudará a dejar de inmutarte. Es sobre afrontar el dolor. »

¿Acabas de leer lo mismo que yo? Ya sabes por qué tienes que echarle un ojo.

PD: Hay una versión en español, pero recomiendo mejor la versión en inglés pues la traducción al castellano no me acabó de gustar.

Puedes comprar la versión en inglés aquí.

O acceder a la versión traducida al español desde nuestro grupo de Facebook LivingTrueClub

The Flinch by [Smith, Julien]

Tony Robbins – Controle Su Destino

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Tony Robbins es uno de mis mayores referentes, y en este libro, el último que escribió sobre desarrollo personal (los siguientes son más sobre finanzas y mentalidad del dinero), hace una condensación muy completa de toda su filosofía y sus enseñanzas.

También lo recomiendo como una de las mejores formas de introducirse en la PNL (Programación Neuro-Lingüística) pues tiene la habilidad de destilar conceptos bastante complejos y hacerlos fáciles de entender, aplicándole por supuesto, su estilo.

Lo que más curioso me resulta de este libro es que pese a que se escribió en 1992 a día de hoy sigue estando en la lista de los más vendidos de Amazon y también en la de muchas librerías a las que voy.

Sin duda uno de los mejores libros que he leído y que me animó a hacer los cambios más radicales en mi vida y de los cuales me siento más agradecido.

He visto reviews en Amazon de gente que lo leyó hace 10 o 15 años y que afirman haber pasado de una absoluta miseria, a vivir la vida de sus sueños, gracias a este libro. Es curioso como un manojo de papeles escritos y cosidos puede cambiar tantas vidas.

Puedes comprarlo aquí.

Robert Greene – Maestría

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

¿Por qué son genios los genios? ¿Nunca te lo has preguntado? Este libro te da la respuesta.

Y lo más curioso es que no es por nada que tú no puedas hacer.

Además, analiza decenas de las grandes figuras de la historia, del presente y del pasado, y te explica estrategias concisas y precisas para que puedas desarrollar el genio que llevas dentro de ti.

Recomiendo todos los libros de Robert Greene, porque él mismo, me parece un verdadero genio. Tiene una especial agudeza no solo para conocer la historia, sino para observar los patrones que se repiten y extraer las mejores lecciones de ella.

Este libro me hizo ver grandes errores que estaba cometiendo en el momento en el que lo leí, me animó a encomendarme a un único campo de conocimiento en vez de ir picando de flor en flor, y también me animó a querer aprender las cosas, no con el objetivo de ser un aprendiz mediocre, sino con el objetivo ser un experto.

Un libro para leer más de una vez (de hecho, lo tengo resumido y leo el resumen al menos una vez cada varios meses) pero sobre todo para reflexionar sobre este con delicadeza.

Puedes comprarlo aquí.

Robert Kiyosaki – Padre Rico Padre Pobre

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Encontré este libro a finales de mi primer año de universidad y para entonces me pareció como recibir un cubo de agua helada en toda la cara.

Hasta el momento nunca había entendido por que la gente gana el dinero que gana, porque unos son pobres y porque otros son ricos, pero este libro me lo explicó todo de forma tan clara que no tuve más remedio que dejarme la carrera y cambiar mis planes.

(bueno, no fue exactamente así de la noche a la mañana, pero sí que planto la semilla que hizo que se desencadenara el proceso)

Había entendido al final, a dónde mi iba a llevar la vida por el camino que iba, y por una vez fui sincero conmigo al admitir que después de tanto esfuerzo, yo no quería ir allí.

Sin duda una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida (aunque yo no estaría seguro de ello hasta un año después) y esta fue muy en parte, gracias a este mismo libro y al siguiente. Así que lo recomiendo encarecidamente.

Puedes comprarlo aquí.

T Harv Eker – Los Secretos de la Mente Millonaria

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Por si no tenía suficiente ya con el cubo de agua helada, este libro fue como saltar directamente a un ibón y quedarme allí parado tiritando mientras me hundía hasta el fondo. Viendo como mi mundo y mis creencias se venían todas a pique.

Porque de esto trata precisamente este libro. De las creencias que diferencian a una persona rica de una persona pobre, y de cómo cambiarlas.

Al principio fue difícil de digerir (al igual que el libro anterior) pero si algo he aprendido en la vida, es que lo mejor que uno puede hacer, es ser sincero con uno mismo y aceptar sus errores sin importar cuanto tiempo haya convivido uno con el error. Resulta que es verdad eso de que casi nunca es demasiado tarde.

Me di cuenta de que estaba pecando de hacer muchas cosas que precisamente el libro recomienda no hacer (y cuando digo muchas, son muchas) y el resto de la historia ya la he contado antes.

Puedes comprarlo aquí.

Viktor Frankl – El Hombre en Busca de Sentido

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«En esta obra, Viktor Frankl explica la experiencia que le llevó al descubrimiento de la logoterapia. Prisionero, durante mucho tiempo, en los desalmados campos de concentración de la Alemania Nazi, él mismo sintió en su propio ser lo que significaba una existencia desnuda.

¿Cómo pudo alguien que lo había perdido todo, que había visto destruir todo lo que valía la pena, que padeció hambre, frío, brutalidades sin fin, y que tantas veces estuvo a punto del exterminio, aceptar que la vida fuera digna de vivirla?

Si un psiquiatra ha tenido que enfrentarse personalmente a tales rigores merece que se le escuche.»

Un verdadero elogio a la capacidad del ser humano para sobreponerse a las dificultades de la vida.

Me gusta este libro porque tiene un matiz diferente a muchos otros libros de desarrollo personal que he leído. Y es que se aprecia en él, una pureza y una verdad mucho más profundas. Como si vinieran no solo de la mente del autor, sino de algún otro sitio, tal vez unos centímetros más allá. Como si las palabras le vinieran directamente del alma.

(Lo cual en realidad tiene sentido si tenemos en cuenta la experiencia que pasó el autor.)

Un libro que te hace reflexionar sobre tu existencia y más aún te hace darte cuenta de que no tienes prácticamente ni una sola y simple excusa para no lograr grandes cosas en la vida.

Puedes comprarlo aquí.

Maxwell Maltz – Psicocibernética

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Cuando se cambia un rostro con cirugía plástica, usualmente se cambia también la personalidad de la persona. Sin embargo no siempre ocurre así, y esto es algo difícil de entender.

El autor de este libro, fue un cirujano estadounidense, quien trató de dar respuesta a esta pregunta. ¿Nuestra personalidad está determinada por lo que somos o hay algo más?

Y surgió porque tuvo una experiencia muy curiosa al descubrir que así como para un comercial de Estados Unidos, una cicatriz en el rostro le hacía sentirse inseguro y avergonzado, para un exmilitar de Alemania, la misma cicatriz en mitad del rostros, le hacía sentir justo lo contrario. Le hacía sentir orgulloso al poder demostrar el haber defendido a su patria en la guerra.

Así pues pensó debía de haber algo más y se dio cuenta de que no es la imagen material de una persona lo que determina como uno se siente y actúa, sino la imagen mental que esa misma persona tiene de sí mismo.

Es decir, tu personalidad no está determinada por lo que eres sino por lo que tú crees que eres, lo cual es muy diferente. Y así como tú te veas a ti mismo, así será como te tratarán los demás porque tú esperarás que ellos te traten de esa forma.

El libro te explica no solo este concepto con mucha más profundidad, sino que te explica también como puedes cambiar lo que piensas de ti mismo (tus creencias) y como cambiar tu vida en general.

Increíblemente profundo e interesante.

Puedes comprarlo aquí.

Nathaniel Branden – Los 6 Pilares de la Autoestima.

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Un libro que habla de un tema muy interesante: el amor. Pero no el amor tal y como se nos ha enseñado en las películas sino el amor más crítico de todos: el amor a uno mismo.

En este libro, Nathaniel Branden, el mismo que acuñó el propio término de Autoestima, nos demuestra como casi todos los problemas psicológicos -desde la ansiedad y la depresión al autosabotaje en el trabajo o la escuela- pueden atribuirse a una baja autoestima.

Es un libro que te hace mirar hacia dentro y darte cuenta que la respuesta de todo la tienes dentro de ti. Pero no lo hace en el sentido figurado en el que te lo cuentan muchos libros espirituales o religiosos, sino que realmente te explica el problema de mucha gente, que es que no se quieren a ellos mismos, y por ello tratan de llenar este vacío exigiéndoles amor a otras personas.

El libro te enseña las 6 prácticas básicas que debes incorporar en tu vida para ir aumentando poco a poco tu autoestima, y de esta forma, cambiando primero tu interior, llegar a cambiar el exterior que es tu vida y tus condiciones.

Este libro me tocó tan hondo y respondió a tantas cuestiones que no había logrado entender hasta ese momento, que una vez lo compré, pasé 3 días enteros sentado sobre la alfombra de mi habitación leyéndolo prácticamente sin parar.

Ya sabes por qué te lo recomiendo. Realmente un libro 10.

Puedes comprarlo aquí.

Eckhart Tolle – El Poder del Ahora

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«No puedo seguir viviendo conmigo mismo». Este era el pensamiento que se repetía continuamente en mi mente. Entonces, súbitamente me hice consciente de cuán peculiar era este pensamiento. ¿Soy uno o dos? Si no puedo vivir conmigo mismo, debe haber dos: el ‘yo’ y el ‘mí mismo’ con el que ‘yo’ no puedo vivir». «Quizá», pensé, «sólo uno de los dos es real».

Un libro que nos embarca en un profundo viaje espiritual, en el cual nos explica la diferencia entre el ego, y lo que somos.

Porque tendemos a vivir sintiéndonos culpables por nuestro pasado o ansiosos por nuestro futuro, cuando la verdadera vida es la que está sucediendo ahora mismo, aquí y en este precioso instante.

Puedes comprarlo aquí.

 

Dale Carnegie – Como Ganar Amigos e Influir Sobre las Personas

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«Cuando contemplas la fotografía de un grupo en el que apareces tú, ¿a quién miras primero? Aunque no lo andemos diciendo por ahí, a los seres humanos nos causa mucha más preocupación y sufrimiento un ligero dolor de muelas que una catástrofe humanitaria ocurrida al otro lado del globo terráqueo. Y así como das prioridad a tus propios intereses, las demás personas privilegian igualmente aquello que consideran fundamental.»

Este libro te enseña precisamente a ponerte en la piel de los demás y entender que si quieres que otra persona haga algo que es bueno para ti, será únicamente porque eso que haga será también bueno para él.

Para muchos, las relaciones humanas son un tema complejo, pero esto ocurre únicamente porque tienen el foco puesto en ellos mismos y no en los demás.

Este libro contiene una serie de máximas, que más que reglas o trucos, son conclusiones extraídas de vivencias comunes, y que verás como cuando lo leas, resuenan también muy fuertemente contigo.

Además, si va por la edición 62… Seguramente será por algo.

Puedes comprarlo aquí.

 

James Allen – Como el Hombre Piensa

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«Las acciones son brotes del pensamiento, y la dicha y el sufrimiento son sus frutos; De este modo el hombre cosecha los frutos dulces y amargos que él mismo siembra.

Los pensamientos en la mente nos hacen lo que somos. Nos forjan y modelan. Si albergas en tu mente pensamientos inferiores, el dolor te seguirá como sigue el arado al buey… Si en cambio tus pensamientos son elevados, te seguirá la dicha como tu propia sombra, es un hecho.»

Este es un libro para leer y releer y pensar sobre ello porque contiene mucha sabiduría encerrada en prácticamente todas sus frases. Por suerte es un libro corto y lo puedes leer en una hora y poco.

Recomiendo tenerlo en audio y escucharlo mientras das un paseo por algún sitio que te guste. Es una experiencia realmente agradable que suelo repetir al menos una vez cada par de meses.

Puedes acceder a él (y al Audiolibro) desde nuestro grupo de Facebook LivingTrueClub

 

Mihaly Csikszentmihalyi – Fluir, Una Psicología de la Felicidad

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

¿Alguna vez has entrado en ese estado en el que el desafío es justo a tu medida y, ni te aburre ni te genera ansiedad, sino que es perfecto para ti, lo haces teniendo completamente el control, y todo parece fluir maravillosamente?

Este libro te explica exactamente cómo alcanzar ese estado a voluntad y te argumenta también por qué la felicidad no depende de lo que tengamos o lo que hagamos, sino de nuestra habilidad para ponernos en ese estado dónde la calidad de nuestra experiencia es óptima.

Una habilidad muy valiosa si se entiende bien (y este libro te la explica genial) y que puedes utilizar para tener más éxito en todo.

¿A que no adivinas como me estoy sintiendo ahora mientras escribo esto y las palabras van apareciendo mágicamente de algún sitio a mi mente y de mi mente al folio? Pues esto me lo ha enseñado básicamente este libro.

Puedes comprarlo aquí.

 

Robert Greene – Las 48 Leyes Del Poder

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«El juego del poder es jugado por todos (lo admitan o no), y consiste en la habilidad de manipular a otros indirectamente.

Se trata de un juego. Su adversario está sentado frente a usted. Ambos se comportan como un caballero o una dama, observando las reglas del juego y sin tomar en forma personal nada de lo que se hace o dice. Usted juega con una estrategia determinada y observa los movimientos de su contrincante con la mayor serenidad de que es capaz.

Al final, apreciará más la cortesía de quienes juegan contra usted que sus buenas y dulces intenciones. Entrene su ojo para seguir los resultados de los movimientos de su adversario, para observar las circunstancias externas, y no permita que nada lo distraiga.

La mitad de su dominio del poder proviene de lo que usted omite hacer, de lo que usted no se permite involucrar. Para dominar esta habilidad, deberá aprender a juzgar todo según lo que le cuesta…»

Este es un libro muy polémico. Seguramente después de leer lo anterior, una voz se habrá disparado en tu mente, rechazando alguna de las ideas anteriores. ¿Qué es eso de que todo es manipulación? Tranquilo te entiendo. Yo me sentí así también cuando lo encontré, pero empecé a leerlo y cambió mi opinión.

Te dejo con otra cita del libro:

«Los principios no existen, lo único que existe son los hechos. No hay bien ni mal, ya que éstos son sólo circunstancias. El hombre superior se compromete con los hechos y las circunstancias a fin de dirigirlos. Si hubiese principios y leyes fijas, las naciones no los cambiarían como uno cambia la camisa, y no se puede esperar que un hombre sea más sabio que toda una nación. —-Honoré de Balzac, 1799-1850»

Este libro, al igual que Como Ganar Amigos e Influir Sobre las Personas de Dale Carnaguie, es una biblia de las relaciones sociales que realmente puede cambiar tu vida y ayudarte a entender cómo mejorar tu relación contigo mismo y con las personas.

Puedes comprarlo aquí.

 

Tim Ferriss – La Semana Laboral de 4 Horas

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

La Semana Laboral de 4 Horas fue uno de esos libros que rompieron drásticamente todas las ideas que tenía sobre cómo y cuánto había que trabajar, y que podía hacer uno para ser productivo.

Tim Ferris, uno de los mejores marketers de internet, y considerado por la revista Wired como “El mejor promotor de sí mismo 2008”, te explica cómo pasó de ganar 40.000 euros al año trabajando 40 horas a la semana, a ganar 40.000 al mes trabajando solo 4, al crear una empresa de suplementos deportivos desde cero, únicamente utilizando internet y mucho ingenio.

Si bien parece una historia un poco loca y el libro tiene un título que a primera vista puede parecer vendehúmos, es una verdadera joya. Te da los sistemas, consejos y prácticas exactos que puedes utilizar tú para hacer lo mismo.

También te hace ver como realmente, tu problema no es un problema de información. Tienes toda la información que necesitas para hacer realmente cualquier cosa que desees, el problema es que no lo intentarás porque no crees que tú puedas hacer eso, o que lo que emprendas vaya a salir bien.

De hecho a mí me pasó exactamente esto, leí el libro hace 2 años y dije: perfecto, se todo lo que tengo que saber para abrir un negocio online, ¿Por qué no puedo abrirlo?

Evidentemente no entendí del todo la parte en la que te explica que dejes de teorizar y recopilar información y te pongas manos a la obra incluso antes de terminar el libro.

Un libro muy enfocado a tomar acción y hacer que las cosas sucedan, y además con unas ideas propias de un verdadero genio.

Puedes comprarlo aquí.

 

Wallace D Wattles – La Ciencia de Hacerse Rico

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

“El objeto de toda la vida es el desarrollo; y todo ser viviente tiene el inalienable derecho a todo el desarrollo que sea capaz de alcanzar.

El derecho del ser humano a la vida significa su derecho de tener el libre e irrestricto uso de todas las cosas que puedan ser necesarias para su pleno desarrollo mental, espiritual, y físico; o, dicho en otras palabras, su derecho a ser rico.

En este libro no hablaré de la riqueza de una manera figurada; ser realmente rico no significa estar satisfecho o conforme con un poco. Ninguna persona debería darse por satisfecha con sólo un poco, si es capaz de aprovechar y gozar de mayor cantidad.”

Sin duda, un libro muy práctico y todo un clásico del desarrollo personal.

Este libro consigue destilar conceptos bastante complejos en unas cuantas páginas muy concisas y bien redactadas. Un libro para releer más de un par de veces.

Puedes comprarlo aquí.

 

David Schwartz – La Magia de Pensar en Grande

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Pensar en grande es un hábito el cual a día de hoy aún me sigo esforzando por ejercer. Es lo que más me gusta de ello, que siempre se puede pensar más en grande.

El libro me hizo entender, como a fin de cuentas, es prácticamente igual de difícil conseguir cosas mediocres que cosas extraordinarias, e incluso muchas veces es más fácil lograr cosas grandes porque no hay tanta competencia, por lo tanto no tiene sentido no apuntar bien alto.

Cito del libro: «El éxito no está determinado por la grandeza de tu cerebro sino por la grandeza de tus pensamientos. El volumen de las cuentas bancarias, el volumen de la felicidad de cada persona, no depende de otra cosa que del volumen de los pensamientos de cada persona»

Esta es la magia de pensar en grande.

El problema es que estamos muy influenciados por los pensamientos que nos rodean que son pensamientos pequeños y muchas veces es difícil adquirir el hábito de pensar en grande. Pero este libro te soluciona el problema porque te enseña exactamente cómo hacerlo.

Como dijo el filósofo Benjamin Disraeli: la vida es demasiado corta para ser pequeña.

Piensa en grande y llegarás más lejos. Tienes todo lo que necesitas para hacerlo en este libro.

Puedes acceder a él (y al Audiolibro) desde nuestro grupo de Facebook LivingTrueClub

 

Epíteto – Enquiridión (Manual)

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«Pues no es por cuanta hierba han comido, que las ovejas muestran a los pastores, su producto, sino luego que han digerido la pasta en su interior, es por la lana y la leche que ellas producen. Igual tú, no expongas ante los profanos bellas máximas, sino si las has bien digerido, hazlas aparecer a través de tus acciones»

El manual de Epíteto es un compendio de pequeñas reflexiones como esta, a modo de manual de vida y que comparten las características de la filosofía Estoica (tan alabada en el ámbito empresarial)

La idea general que defiende el estoicismo es que cada uno es lo que ha elegido pues tiene el control de su vida en sus manos y que no tiene sentido pensar de ninguna otra forma.

Es admirable como un libro de hace tantos siglos, puede seguir teniendo tanta aplicabilidad en la sociedad actual, moderna y avanzada, en la que vivimos.

Puedes acceder a él (y al Audiolibro) desde nuestro grupo de Facebook LivingTrueClub

 

Rhonda Byrne – El Secreto

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Este es el famoso libro sobre la Ley de Atracción.

La Ley de Atracción postula que nosotros creamos nuestra realidad con nuestros pensamientos, y que por lo tanto, si tenemos pensamientos negativos (como miedo, envidia…) atraeremos a nuestra vida situaciones que nos disgustan.

Por el contrario, si somos positivos, nos centramos en ver lo bueno de las cosas, y en estar agradecidos por lo que tenemos en vez de malhumorados por lo que nos falta, entonces atraeremos a nuestra vida cosas que nos gustan y que nos hacen felices.

Hace muchos años descubrí este libro (en realidad descubrí primero el documental), y fue realmente revelador. ¿Puede que mi “mala suerte” se debiese en realidad a mi predilección por los pensamientos negativos y derrotistas? Nunca lo sabré. Lo único que sé es que hice un esfuerzo consciente por albergar en mi mente pensamientos positivos y felices y muchas cosas cambiaron.

Ahora bien, no creo que las cosas te vengan mágicamente por colgar una foto de lo que quieres en un tablón, ni que dedicar 5 minutos por la mañana a visualizar tu futuro y seguir haciendo lo mismo de siempre vaya a cambiar tu vida.

Lo que sí creo es que no tiene ninguna utilidad ser negativo y centrarte en lo malo, y te pasan muchas cosas buenas cuando las esperas.

Lo que más me gusta de este libro es que es muy difícil de entender, al menos las primeras veces que lo lees.

Puedes comprarlo aquí.

 

Séneca – Sobre la Brevedad de la Vida

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

“El tiempo que tenemos no es corto; pero perdiendo mucho de él, hacemos que lo sea, y la vida es suficientemente larga para ejecutar en ella cosas grandes, si la empleáremos bien”

Aunque está escrito en un castellano un tanto fuera de época (lo escribió el filósofo Romano Séneca en el año 55 D.C) es un libro realmente ameno e interesante.

Denuncia la opinión común de que la vida es corta y defiende que aquel que piensa esto, lo piensa únicamente porque no sabe aprovecharla.

Puedes leer el libro en una tarde y reflexionarlo sobre el resto de tu vida.

Es un clásico y realmente lo es por una buena razón.

Puedes acceder a él (y al Audiolibro) desde nuestro grupo de Facebook LivingTrueClub

 

Joseph Murphy – El Poder de tu Mente Subconsciente

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Seguramente estás familiarizado con la idea de que tenemos una mente consciente y una mente subconsciente. Se ha escrito mucho sobre esto en internet pero te lo explico en dos párrafos porque nunca está de más repetir lo importante:

La mente consciente es la que se encarga de los razonamientos lógicos, la que acepta o rechaza los conceptos y la que ejerce nuestra voluntad.

Por el contrario la mente subconsciente es la que lleva a cabo tareas sin que tengas consciencia de ellas. Es por ejemplo la que está controlando tu respiración ahora mismo mientras lees, o la que te permite hacer algo tan complejo como conducir un automóvil mientras tú estás hablando por el manos libres con un amigo a 100km de distancia.

Joseph Murphy no solo habla de esto sino que lleva el concepto un nivel más allá, explicando como la mente subconsciente se encarga básicamente de controlar toda nuestra vida.

Cuando imprimimos una idea en la mente subconsciente esta la acepta y empieza a trabajar para llevar esa idea a la luz.

Defiende también que el motivo por el que no tenemos lo que queremos, es porque no nos ponemos de acuerdo con que idea imprimimos en nuestro subconsciente y cambiamos de parecer tantas veces que a nuestro subconsciente no le da tiempo a materializar la idea.

Me parece un libro muy interesante que da explicación a muchas cosas que si bien siempre había tenido enfrente de mí (y seguramente tú también), no ha sido hasta que las he leído que me han parecido obvias y conexas.

Puedes comprarlo aquí.

 

Robert Young – La Milagrosa Dieta del PH

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

Siempre he sido muy reticente a todo lo que lleve la palabra gratis o milagro en su nombre, porque pienso que si alguien tiene que exagerar la calidad un producto hasta tal punto, es seguramente porque el producto no es de calidad.

Por eso nunca abrí este libro al verlo en una librería.

Sin embargo, sintiendo una gran admiración por Tony Robbins, un día me decidí a hacer un curso en audio de 10 días llamado Living Health, el cual está basado en los estudios del autor de este libro.

Fue brutalmente revelador, hasta el punto que después de escuchar el primer audio de 50 minutos me quedé 15 minutos inmóvil en la silla, asombrado y sin poder decir nada.

Ahí fue cuando me di cuenta de que lo de “milagro” no le queda para nada lejano.

El libro (al igual que gran parte del curso de TR) te explica los principios de la Dieta Alcalina. Te explica que dependiendo del PH de los alimentos, estos pueden ser Ácidos o Alcalinos y que cuando el cuerpo enferma, lo que ocurre es que rompe ese balance de PH y se acidifica, y la enfermedad surge como un síntoma para incitarte a recuperar dicho balance.

Por desgracia la mayoría de los alimentos que incluimos en una dieta estándar (dónde casi todo es procesado) son altamente ácidos, y es por eso que a medida que avanza la sociedad y avanza la producción de alimentos en masa, disminuye la salud de las personas.

450 hojas de puro sentido común, en las que te explican desde cómo funciona tu cuerpo hasta que puedes hacer para vivir tu vida de la forma más sana posible.

Ahh, y también te ofrece un montón de recetas de comidas saludables y alcalinas.

Puedes comprarlo aquí.

 

 

Wallace D Wattles – La Ciencia de ser un Genio

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«Hay un Principio de Poder en cada persona. Por el uso inteligente de este principio y con la dirección adecuada, un hombre puede desarrollar sus propias facultades mentales. No ha habido nada jamás en ningún hombre, que no esté en usted. A usted nada le impide lograr la grandeza, llegar a ser un genio, ni siquiera lo que haya heredado. El cerebro, el cuerpo, la mente, las facultades y los talentos, son meros instrumentos que utiliza el hombre en la demostración de su grandeza; en sí mismos no hacen de él un genio. La cualidad que hace capaz al hombre de usar sus habilidades de la forma correcta lo convierte en grande y a esta cualidad le damos el nombre de la sabiduría. La sabiduría es la base esencial de la grandeza. La sabiduría es el poder de percibir el mejor final para los males y los mejores medios para alcanzar sus fines. Es la facultad de percibir lo correcto, lo que se debe hacer»

Me encontré con este libro por casualidad un día mientras pasaba el dedo por encima de los títulos en la Casa el Libro de Madrid y no pude sino leerlo del tirón. Que gran regalo.

Puedes acceder a él (y al Audiolibro) desde nuestro grupo de Facebook LivingTrueClub

 

David Deida – El Camino del Hombre Superior

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«Es hora de evolucionar e ir más allá del ideal del macho, todo determinación y nada de corazón», «También es hora de evolucionar e ir más allá del ideal del hombre tibio, sensiblero y cariñoso, todo corazón y nada de determinación»

Aunque se define como una guía espiritual para hombres, se lo he recomendado a algunas mujeres y me han dicho que les ha parecido uno de los mejores libros para entender la dinámica hombre-mujer (o mujer-hombre).

Es un libro que más que de géneros trata de polaridades y lo hace con un toque muy zen y espiritual.

Te explica que puede hacer el hombre para estar más en harmonía con la mujer, como ambos se complementan el uno al otro, y que puedes hacer tú para tener una conexión mucho más profunda y amplificada con tu pareja.

Puedes comprarlo aquí.

 

Ryan Holiday – El Obstáculo es el Camino [En Inglés]

¿Quieres leerlo? Twitéalo!

«Nuestras acciones pueden ser impedidas… pero no pueden ser impedidas nuestras intenciones o disposiciones. Porque podemos acomodarnos y adaptarnos. La mente se adapta y convierte a sus propios propósitos lo que obstaculiza nuestro acto. El impedimento de la acción avanza la acción. Lo que se interpone en el camino se convierte en el camino.»

–Marco Aurelio.

Basado en esta máxima de Marco Aurelio, este libro te enseña cómo aplicar el estoicismo en la vida moderna, y cómo convertir cualquier obstáculo en una oportunidad.

Si te sientes frustrado, desmoralizado o estancado, este libro puede ser un buen chute de motivación.

PD: Como bien pone en el título, y el motivo por el cual he querido dejarte este libro para el final, es porque está en inglés. Pero justamente por eso también he querido incluirlo.

Si no dominas el inglés a la perfección, te recomiendo encarecidamente que te tomes un tiempo para aprenderlo, te cambiará la vida. Y una muy buena forma es leyendo libros en inglés aunque no los entiendas del todo.

¡Atrévete y verás cómo en unos años lo agradeces!

Puedes comprarlo aquí.

 

Ahí queda pues la lista de los 25 libros que más me han influenciado y que te recomiendo que leas al menos una vez en tu vida (y cuanto antes mejor).

Realmente, es una tarea complicada reducir todo mi aprendizaje de los últimos años a una lista de 25 libros, pero estoy muy contento con cómo ha quedado.

También utilizo mucho los cursos en video, los podcasts, blogs y los videos de youtube para aprender, pero eso lo dejo para otra ocasión.

¿Qué te ha parecido? ¿Tienes un libro preferido y no está en la lista?

 

¡Cuéntamelo todo aquí en los comentarios de este post, y escribe tu libro para que todos se beneficien de él. Estaré encantado de leerlo cuando tenga tiempo!

1Saludo,
Saül.

Los 2 mayores obstáculos del aprendizaje.

Los 2 mayores obstáculos del aprendizaje.

Una de las mejores habilidades que puedes aprender consiste en aprender a aprender.

No son los más fuertes los que sobreviven sino los más rápidos, los más aptos ¿Y quiénes son los más rápidos? Los que tienen una mayor capacidad para adaptarse al medio. O en otras palabras, para aprender lo nuevo y hacer un buen uso de ello.

Aprender a aprender es algo normalmente pasado por alto, sobre todo por el sistema educativo, pero si quieres avanzar en tu desarrollo personal y quieres hacerlo rápido, mi consejo es que dediques un tiempo a dominar esta habilidad.

En este post y algunos más que le seguirán explicaré algunas de las ideas que más me han ayudado a aprender a aprender. Ahh y el día 20/01/2017 hago un Webinar gratuito llamado “Aprender a Aprender” dónde describo estas y muchas técnicas más con más detalle. Apúntate aquí.

Ahora vamos a explicar los 2 mayores obstáculos del aprendizaje y que puedes hacer para superarlos:

Obstáculo #1  “Eso ya lo sé”

El mayor obstáculo que enfrentas cada vez que alguien trata de enseñarte algo es no crees que eso que te enseña es nuevo.

Entonces tu mente se cierra y deja de tratar de entender todo lo que viene y por tanto el aprendizaje no tiene lugar.

Esto sucede así porque es así como funciona tu mente. Interpretas el nuevo conocimiento a través del conocimiento que ya tienes, asociando lo conocido con lo desconocido.

De esta forma cuando yo te cuento algo que he descubierto, tu no recibes mis ideas de forma integra sino que coges las ideas que tu ya tienes y tratas de combinarlas para llegar a la misma conclusión que yo he llegado.

Pero tus ideas y las mías puede que sean similares o puede que no. Puede que tu entendimiento de un concepto sea muy diferente de mi interpretación de ese mismo concepto y así, aunque hablando a un nivel superfluo tú entiendas lo que quiero decirte, nunca llegues a entenderlo a un nivel profundo.

Así pues la clave está en vez no decir “Okey, eso ya lo se, pasemos a lo siguiente” sino volver a repasar ese mismo concepto que tu ya sabes porque entiendes que tal vez lo sabes pero no exactamente igual que la otra persona.

Obstáculo #2 “No estoy de acuerdo”

La Teoría de la Relatividad que formuló Albert Einstein postula que nada existe en si mismo sino que todo es relativo a todo lo demás. O en otras palabras, que todo lo que podemos conocer son únicamente diferentes perspectivas.

El todo no existe en sí mismo sino solo como una acumulación de las diferentes partes.

De ahí se deduce pues que la verdad absoluta es incognoscible y que lo único que puede uno hacer es tratar de acumular perspectivas para acercarse cada vez más a lo que realmente es.

Pero este proceso se interrumpe cuando decimos “Eso es mentira” y cerramos nuestra mente así a un posible nuevo aprendizaje.

Pensamos que nosotros somos los poseedores de las verdades absolutas y por lo tanto no dejamos que entren más ideas en nuestra mente. Ideas que tal vez nos pueden hacer entender nuevas distinciones, o lo que es lo mismo: aprender.

Además, si te fijas, es precisamente así como evoluciona el conocimiento a través del tiempo:

Evolución del conocimiento:

Primero alguien se da cuenta de algo que ocurre en ciertos casos y descubre una idea: La Tesis.

Después alguien que ha aprendido esa idea se da cuenta de cómo esa idea no se aplica a todos los casos y descubre las excepciones: La Antítesis.

Y así sucesivamente la idea va evolucionando hasta que alguien llega y se da cuenta de que ambos extremos no son opuestos sino complementarios: Surge la síntesis.

Esto es lo que debes buscar tú, la síntesis. En vez de aferrarte a algo y rechazar lo opuesto trata de entender como lo opuesto complemente lo que tú ya sabes.

Hace tiempo cuando aún no sabía nada de todo esto leí una frase en una de esas fotos motivadoras de Internet que decía: “No creas nada, pero trata de entender todo lo que puedas”.

Y ahora que puedo ver en perspectiva me doy cuenta de que fue esa mentalidad una de las cosas que más influyó en mi desarrollo consciente. Pues empecé a leer muchos libros que si bien en ese momento no entendía pues confrontaban lo que yo ya sabía, me hicieron ampliar mi mente a nuevas perspectivas y en consecuencia crecer.

¿La solución?

Como ves, la premisa básica para evitar estos dos obstáculos consiste en mantener la mente abierta, pero entiendo que esto es muy general e inespecífico cuando se trata de llevar a la práctica, así que te daré un plan de acción más concreto.

El primer paso lo describiré con un ejemplo: estás en tu casa y lees/ves/escuchas un pedazo de información que contradice aquello que tu entiendes por verdadero o correcto. La opción automática si no supieras todo esto que acabamos de hablar más arriba sería cerrarte, rechazar la información, decirte “Que equivocado está” y pasar a otra cosa.

Pero en vez de eso lo que harás será tratar de entender esa información. Tratar de ver que parte de ella coincide con lo que tú crees y que parte no coincide y como es que esto es así. Pensar también en que experiencias pueden haberle hecho al autor llegar a tales conclusiones.

(De hecho puedes ir incluso más allá y forzarte algún día a investigar y leer sobre un tema que sepas que no tiene mucho sentido para ti, algo que crees casi seguro que está equivocado como pseudociencia, satanismo o culturas muy opuestas a las tuyas. Aunque eso solo para quien le gusten los extremos)

El segundo paso para mantener la mente abierta consiste en entender que los conceptos que tienes ahora en tu mente pueden seguir evolucionando y hacer algo para que así ocurra.

Si el primero consistía en encontrar algo opuesto a lo que piensas y dejarlo pasar para tratar de entenderlo, este paso consiste en buscar nuevos conceptos de forma proactiva.

Pensar en lo que ya sabes y reflexionar sobre ello, y cada vez que alguien te explique algo nuevo, suspender las creencias que tu tienes por unos instantes y tratar de entender que es lo que la otra persona está pensando exactamente sobre esa cosa que está tratando de contar.

Estos son pues los 2 mayores obstáculos y dos buenas soluciones que harán no solo que aprendas a una mayor velocidad al tener la mente mucho más abierta sino también que aprendas de cualquier experiencia que suceda en tu vida.

Si quieres más, estate atento a los próximos artículos que vendrán estas semanas y no te olvides de apuntarte al Webinar que impartiré el día 20 de Enero del 2017 llamado “Aprender a Aprender” haciendo click aquí.

1Saludo, Saül!!

 

 

Más duro, más bueno, más rápido y más fuerte.

Más duro, más bueno, más rápido y más fuerte.

Traigo buenas noticias. Resulta que estoy muy emocionado y quiero contagiarte mi entusiasmo.

Seguramente te habrás dado cuenta de que llevo varios meses sin actividad en el blog pero todo lo ocurrido ha sido por un motivo importante: estaba preparando todo lo que está por venir. Todo lo que acaba de empezar.

Sé que para muchos, pasar un año en las sombras trabajando en secreto para alcanzar su objetivo sin poder demostrar progreso alguno puede parecer demasiado, pero yo soy de los que creen que el éxito lleva su tiempo y que si eres capaz de fijarte metas a largo plazo y trabajar en ellas día tras día manteniendo ardiente tu visión, después todo ese esfuerzo se acaba pagando.

Y eso es justamente lo que he hecho durante todo este tiempo que he estado desaparecido: Aprender. Leer y leer y probar y fallar, y tomar cursos y después leer un poco más.

Quería aprender a llevar un blog exitoso. No uno mediocre de esos que no cambian nada sino uno grandioso que realmente inspirara a todo aquel que pasara por aquí. Quería seguir fiel a mí mismo y a mi visión y a la vez entender lo que quiere el público para poder ofrecerle el mayor valor posible.

Eso es básicamente lo que he estado haciendo todo este tiempo. Me he mudado de ciudad, me he enfrentado a algunos de mis demonios, los he mirado a los ojos y he hecho todo lo que se me ha ocurrido que podía hacer para aprender lo que necesitaba y encontrar y conectar con la gente que comparte mi visión de la vida.

Y ha sido duro y a veces ni siquiera sabía que estaba haciendo, pero creo que al igual que todos mis ídolos, y al igual que todo aquel que alguna vez ha conseguido lo que quería, pasar por momentos duros y desconcertantes es la ley.

Si escribo esto no es para excusarme ni para demostrarte nada. Simplemente quiero anunciarte que LivingTrue vuelve a estar arriba harder, better, faster, stronger. Con un montón de contenido nuevo e inspirador para ofrecerte y con ideas y herramientas que estoy seguro que de verdad van a marcar la diferencia en tu vida y llevarte al nuevo nivel que estás deseando alcanzar. Con ganas de correr la voz y empezar a crecer en todos los ámbitos.

También escribo esto para recordarte una lección que si bien ya conoces, necesitas que te digan otra vez: Nunca abandones tus sueños. De verdad, son lo único tuyo que realmente tienes. Aunque toques fondo, aunque estés en lo más bajo y mires arriba cientos de veces y todo sean nubes y no esperes encontrar una salida en años. No importa. Después de la noche siempre viene el día y si consigues mantener esa chispa, esa esperanza, aunque sea en lo más profundo de tu alma, las nubes se apagarán, el sol volverá a brillar y te verás casi sin darte cuenta viviendo eso que durante tanto tiempo has ansiado.

Sé que es mucho más difícil de decir que de hacer, pero te juro que tengo fe en que tú eres más grande de lo que tú mismo crees. Tú eres capaz de todo.

Te espero de nuevo por aquí y para siempre. ¡Mantén ardiente tu visión y habrás vencido!

El más grande de los placeres seguir escribiendo para ti.

1Abrazo, Saül Tormo.

Highs & Lows. Como mantenerte siempre arriba.

Highs & Lows. Como mantenerte siempre arriba.

Seguro que puedes recordar los días en los que te levantaste de un salto, te pusiste de pie y sentiste esas ganas inmensas de comerte el mundo ya desde el comienzo.

Ese sentimiento de que eres imparable y todo va a salir bien, seguro que sabes de lo que te estoy hablando.

También ocurre a veces en determinado momento del día, que hablas con alguien, lees una frase o simplemente llega a tu mente cierto pensamiento y de repente: ¡boom! Tu estado mental se eleva. Te sientes arriba y estás dispuesto a enfrentarte a cualquier reto.

Genial.

Por otro lado, seguro que recuerdas también todas esas mañanas que te levantas sintiéndote terriblemente mal. Esas que no tienes fuerzas si quiera para levantarte de la cama y una sensación de malestar mental te invade.

De repente todo es gris y el mundo se ha convertido en un lugar aterrador. Te falta la confianza y la motivación necesaria para enfrentarte aptamente al mundo.

¿Qué ocurre aquí?

Por lo general, la mayoría de las personas pasan sus vidas buscando siempre ese high y tratando de evitar los lows a toda costa.

Y tiene sentido, porque cuando estás arriba es mucho más fácil tener éxito en las cosas que emprendes. Estás dispuesto a invertir más tiempo y esfuerzo e incluso tu mente parece que funciona mejor.

Sin embargo, cuando estás abajo, tu camino hacia el éxito parece el más aterrador de los infiernos.

Así pues, es muy posible que tú también te estés preguntando:

¿Cómo controlas estas emociones? ¿Cómo te mantienes siempre arriba y evitas venirte abajo?

Te voy a dar la solución.

Y es una solución definitiva y realmente práctica. Más reveladora seguramente que cualquier cosa que hayas probado hasta la fecha.

Allá va:

La solución es reconocer que ambas son ilusiones. Sí, así es. Ambas ilusiones.

Y se lo que estarás pensando ahora: Wtf? Yo venía aquí a entender como estar siempre arriba y ahora me cuentan que estar arriba es solo una ilusión.

Pero analicemos más a fondo la solución.

Si bien es cierto que recuerdas momentos en los que estabas arriba también recuerdas momentos en los que estabas abajo. Siempre hay de los dos, nunca de uno solo.

Tendrías un verdadero problema si tu estado mental siempre estuviese por los suelos y tuvieses la certeza de que siempre va a estar por los suelos, pero esto nunca pasa. Siempre puedes contar con la seguridad de que sea lo que sea lo que te esté ocurriendo, sea como sea que te estés sintiendo, eso también pasará.

En algún momento vendrán otras emociones, es necesario. Si son muy positivas vendrán otras más negativas y si son muy negativas, serán las positivas esta vez.

Es un proceso cíclico que no acaba nunca. De hecho, cualquier mente sana funciona de esa forma, en ondas, en ciclos, y tratar de mantenerse siempre en una posición u otra es realmente hacer el tonto. No se puede.

Sin embargo, al reconocer que ambas son ilusiones, le restas importancia a las emociones.

El verdadero problema.

Entiende algo. El problema no viene porque estés arriba o estés abajo, el problema viene porque crees que ahí dónde estás es dónde te mereces estar y dónde vas a estar siempre. Dónde los resultados de tu vida te han llevado a estar.

Imagina que estás en uno de esos highs. De repente tu mente hace un cálculo rápido y piensa: Ohh, me siento genial, eso es porque lo estoy haciendo genial con mi vida. Y lo mismo al revés: me siento en la mierda, eso es porque lo estoy haciendo fatal.

Ahí querido amigo, en ese razonamiento ilógico e inútil que tiene lugar en tu mente, es dónde se encuentra el verdadero problema, no en la emoción en sí misma.

Las emociones al fin y al cabo solo son emociones. Y eso es lo que tienes que aprender a reconocer. El hecho de que lo estés partiendo en la vida o lo estés haciendo de pena se mide con otros factores, no con las emociones que estés experimentando en cierto momento exacto, pues estas son cíclicas, dinámicas y bastante arbitrarias.

Así pues, tu objetivo no debe ser el de mantenerte siempre arriba en la emoción para así poder rendir al máximo, sino simplemente el de dar un paso atrás, salirte del sube y baja, y aprender a hacer lo que sea que tengas que hacer independientemente de las emociones que atravieses en el momento.

Aunque parezca complicado es algo que se puede hacer si se dispone de la intención y se aprende a adaptar la mente a tener ese comportamiento. Puedo poner mi vida en ello.

Las dos caras de una misma moneda.

La clave está en estar arraigado en ti mismo y no depender de tu estado emocional. Si necesitas venirte arriba para hacer cualquier cosa que tengas que hacer, aunque lo consigas y te vengas arriba, eventualmente sufrirás porque después de cada subida siempre está esperando una bajada.

Son las dos caras de una misma moneda. Puedes dar un paso atrás y no entrar en el juego. Puedes verlo desde lejos y observarte experimentando ciertas emociones pero sin identificarte con ellas. Aprovechar los highs sin depender de ellos, y sufrir los lows en su medida siempre sin estancarte allí.

Pero en el momento en que des de nuevo un paso hacia delante y entres en el juego identificándote con una emoción, aunque sea una positiva, sufrirás.

Es así como funciona el juego. Puedes entenderlo y obrar consecuentemente o puedes ignorarlo y verte abocado a una montaña rusa continua repleta de subidas y bajadas.

Ahora que ya lo sabes, es tu decisión elegir aplicarlo o no aplicarlo, creerlo o no creerlo.

Estoy seguro de que elegirás la opción correcta.

Espero que te haya resultado tan revelador como me lo resultó a mí,

1Saludo, Saül!

####

¿Qué hacer ahora? 

Si has llegado hasta aquí me gustaría que te tomases un momentoy te suscribieras a mi blog. No te llevará más de 3 minutos y te aseguro que te ayudará de forma increíble a tener una vida más feliz. 

Suscribirte solo implica colocar tu nombre y email en la caja de abajo y con ello tendrás acceso a mi ebook “Toma Acción Ahora”y contenido especial de excelente calidad que envío únicamente a los suscriptores.

Comerte el mundo es una tarea difícil y quiero estar a tú lado. ¡Suscríbete, no esperes más!

 

 

Valora los resultados por encima del potencial.

Valora los resultados por encima del potencial.

Seguro que en algún momento te has regocijado en ti mismo pensando: Yo podría hacer eso. Pero no lo has hecho. Y pensarás que no lo has hecho, no porque no puedas hacerlo, claro está, sino porque tenías que hacer otras cosa más urgentes o importantes. Eso es. Siempre hay algo más urgente o importante que hacer.

Por ejemplo:

Podrías haberle dicho hola a esa chica atractiva que estaba sentada en el banco del parque, pero no lo hiciste porque estabas de compras y lo prioritario era encontrar la sudadera que te faltaba.

Podrías haber salido a correr 3 tardes la semana pasada pero no lo hiciste porque tenías un examen el viernes y evidentemente tenías que estudiar a tope.

También podrías haber comido una ensalada ayer por la noche pero comiste pizza porque la tenías ya en la despensa y puedes empezar a comer sano en cualquier momento que elijas, como por ejemplo mañana o la semana que viene.

Claro.

Somos seres humanos y nos gusta sentirnos bien siempre. Es por eso que siempre tenemos una excusa preparada para cada tarea que deberíamos hacer y no realizamos.

Pero no te confundas, tener una excusa no justifica absolutamente nada, es algo que tienes que entender si quieres que las cosas empiecen a irte mejor.

Esto es algo que personalmente, me alegró entender. Me di cuenta que no estaba yéndome tan bien como podría en muchos ámbitos de mi vida, precisamente porque me creía de verdad todas las excusas que me ponía. De verdad que realmente me las creía, como creo que se las creen la mayoría de las personas.

Hasta que por fin hallé una regla simple y efectiva que me ha hecho obligarme a dar mucho más de mí.

Esto es lo que quiero compartirte aquí, esta regla.

Estoy seguro de que al igual que yo, que muchas veces me estancaba en mis propias excusas sin llegar a poder ver que estaba atrapado en ellas, mucha otra gente no se ha dado aún cuenta de esto y sigue engañándose y realizando el mismo proceso mental que nos lleva al fracaso.

Porque al final, como dijo Richard Feynman, Premio Nobel de Física en 1965: El primer principio es no engañarse a uno mismo, y tú eres la persona más fácil de engañar.

Así pues mi regla para esto es la siguiente:

Valora los resultados por encima del potencial.
Nada queda demostrado hasta que no se ha hecho. No una vez, sino cada vez.

Porque el potencial es pura basura. Está claro que en algunos casos será verdad que podrías haber ejecutado la opción correcta sin problema alguno, pero en más del 90% de los casos no lo es.

Por tanto mi consejo es que a partir de ahora, desprecies absolutamente cualquier juicio basado en el potencial y tengas únicamente en cuenta los resultados.

No dependas nunca más del potencial para sentirte realizado. Aunque lo hayas hecho mil veces, aunque creas saber con certeza que ya lo tienes dominado. Si lo tienes tan dominado entonces no te cuesta nada hacerlo otra vez. Hazlo y siéntete bien por ello. Pero no te regocijes pensando en todo el potencial que tienes y no usas porque no es el momento apropiado, porque en realidad no lo tienes.

Al final es la acción y no todos esos razonamientos los que conducen al progreso. Así que si quieres progresar, si quieres de verdad empezar a hacer que las cosas sucedan en tu vida, vas a necesitar grandes dosis de acción y cero excusas.

¿A que estás empezando para hacer eso que tienes en mente y aun no has hecho?

Nada cuenta hasta que no queda realizado.

1Saludo, Saül!

###

Por cierto, puedes contarme en los comentarios si te ha ocurrido alguna vez eso de contentarte únicamente con la satisfacción de creer que puedes hacer algo sin llegar a hacerlo, estaré encantado de escucharte.

Y también puedes transmitirme tu inmenso amor dándole like a la Página de Facebook!! Nos vemos pronto!

Como tomar decisiones de forma efectiva.

Como tomar decisiones de forma efectiva.

Uno de los grandes rasgos que caracterizan a la raza humana es que tenemos el poder de decidir. Nathaliel Branden dijo una vez que nosotros somos la única especie que puede formular una visión de qué valores merece la pena seguir y entonces seguir los opuestos. Le doy la razón.

Muy poco sabe la gente corriente sobre la ciencia de tomar decisiones y sobre el papel tan crucial que estas juegan en la vida de todas las personas. Son tus decisiones las que han ido determinando lo que has sido hasta día de hoy y serán estas las que lo sigan haciendo en el futuro.

Aunque en la escuela te enseñaron algebra, biología, historia y lengua, nunca se te reveló que reglas aplicar cuando tuvieses que afrontar una decisión importante, ni cómo deberías enfocar los grandes dilemas de tu vida para poder salir airoso de ellos.

Podrás pensar que eso es algo que te enseña la vida. Claro que no. No tienes más que alzar la vista y observar a la gente de tu alrededor para darte cuenta de que sucede. Podrás ver cómo independientemente de la edad, el género, la cultura o la ideología de cada persona, existen individuos que deciden bien e individuos que deciden mal.

Algunos que entienden estas normas, toman buenas decisiones y lo están haciendo bien en la vida, y otros por el contrario van de mal en peor, errando en cada una de las decisiones que toman.

Tomar buenas decisiones es algo que en cierta medida se puede aprender. Lo de en cierta medida es importante. Cuando me refiero a que se puede aprender no me estoy refiriendo a que exista una formula exacta que te permita elegir siempre la opción correcta. Esto no existe.  En cada decisión, debido a la naturaleza de la misma, siempre está presente el factor incertidumbre.

Aun así, lo que sí puedes hacer es optimizar el proceso por el cual tomas decisiones. Entender que tuvieron en común todas esas decisiones acertadas que tomaste y aplicarlo al resto de decisiones que vayas a tomar. Crear una metodología con la que si bien no aciertes 100%, maximices las posibilidades de encontrar la opción correcta.

Conseguir que tomar decisiones, incluso cuando son complicadas, se torne algo mucho más fácil y agradable. De esto va este artículo, de aprender las bases que te lleven a encontrar las mejores opciones. ¿Prometo mucho? Compruébalo tú mismo.

Dos tipos de decisiones.

Antes de continuar es importante mencionar que existen dos tipos de decisiones en relación a la importancia de las opciones disponibles. Y que será en función del tipo, que apliquemos unas reglas u otras.

Por una parte están lo que vamos a llamar las decisiones intrascendentes, es decir, aquellas cuyas opciones no nos importan demasiado.  Por ejemplo, imagina que vas a un restaurante y te dan a elegir entre pasta, carne o pescado. Si bien tienes que decidir, no lo piensas demasiado porque a fin de cuentas, a menos que estés en una dieta o algo similar, las consecuencias de dicha decisión no afectan demasiado a tu felicidad. En el peor de los casos acabarás comiendo algo que te guste menos y disfrutarás igualmente de la velada.

En el otro lado, tenemos las decisiones trascendentes. Estas son las que contienen opciones que sí que afectan en gran medida a tu felicidad. Esas que hacen que te estreses y te estrujes los sesos pensando y repensando cual será de entre todas la opción correcta, y que ocurrirá con tu felicidad si te equivocas.

Cosas como seguir estudiando una carrera que no estás seguro de que te vaya a hacer feliz o abandonarla y dedicarte a otra cosa. Invertir 200 euros en un curso online ahora o ahorrar esos 200 euros para más un proyecto más adelante…

Realmente, lo que para una persona puede ser una decisión trascendente, para otra puede ser intrascendente. El punto no está en la decisión en sí sino en cómo afectan las diversas opciones de esta decisión a la felicidad de la persona.

Es importante distinguir unas de otras porque en tanto que en las primeras solemos decantarnos por aquello que sentimos sin pensarlo demasiado o sin tener en cuenta que ocurrirá si nos equivocamos, en las segundas, actuar de la misma forma podría acarrearnos problemas graves.

Es sobre estas últimas, sobre las decisiones trascendentes y que realmente importan, sobre las que voy a hablar más extensamente.

La clave para tomar decisiones.

Alguien dijo una vez que los grandes hombres se decantan por la que creen que es la mejor opción rápidamente y después son lentos en cambiar su elección, mientras que el resto de la gente hace precisamente lo contrario. Son lentos en decantarse por la que creen que es la mejor opción, y cambian muy rápidamente de opciones.

[Tweet “Decide rápido y cambia de decisión despacio. No al revés.”]

Esta pues, es la clave para tomar decisiones acertadas. Dejar el miedo y la inseguridad a un lado y elegir. Tomar la que creas en ese momento que es la mejor opción, por muy inseguro que estés de que lo sea, y tratar de ir con ella hasta el final.

Lo sé. Puede que ahora estés pensando: “¡Qué forma más tonta de cagarla!” Pero no es así. De hecho, mi experiencia me ha hecho entender la sabiduría que esconde este principio y ahora explicaré porqué:

Lo curioso de seguir este procedimiento, de aferrarte a una opción y tratar de ir con ella hasta el final es, primero que nada, que te fuerzas a ser sincero contigo mismo, a decidir y a dejar en claro lo que tú en tus adentros sientes que es lo mejor. Te ahorras toda la historia de yo quiero esto pero no está bien visto, y puede que esta persona no se lo tome bien y blablabla, porque a fin de cuentas uno acaba eligiendo lo que a uno más le conviene. Por lo tanto, qué mejor que ahorrarte ese tiempo que gastas tratando de racionalizar y convencerte de las cosas.

Lo segundo, y tal vez lo más importante, es que cuando tratas de convencerte de que una alternativa es la correcta y te decides a ir con ella hasta el final, en el momento en el que te lanzas y empiezas a tomar acción, te das cuenta de si realmente crees en ella, de si realmente es la mejor opción, o de si existe otra alternativa más favorable.

Mientras estás estancado en el no saber que elegir, pasando rápidamente de una alternativa a otra, todas parecen siempre igual de buenas e igual de malas. Igual de confusas. Por el contrario, en el momento en el que dices que vas a por una en concreto, y te lanzas, las cosas empiezan a aclararse y se hace evidente si la buena es esa u otra diferente. (¡De nuevo tomar acción nos salva el pellejo!)

En cualquier caso. La indecisión es la peor de las decisiones. Elegir la mejor opción debe ser algo casi instantáneo. Se te presentan varias opciones y tú eliges la que de repente sientes y sabes que es mejor.

Si no sabes cuál es la mejor entonces es porque no tienes suficiente información, y de ninguna forma, darle vueltas y vueltas en tu cabeza va a hacer que te llegue esa información de la que careces.

Por tanto, y como siempre. La clave está en tomar acción. En hacer algo, más que en quedarse quieto sin hacer nada, esperando a que las cosas se aclaren un poco. Las cosas no se aclararán a menos que tú hagas algo para aclararlas, y en el caso de las decisiones, tratar de ir hacia delante con una opción es la mejor forma de aclararlas.

Tomas acción y aciertas o en el proceso te das cuenta de que estás fallando y cambias a la opción que realmente deberías haber tomado. Pero no puedes saber cuál la mejor opción si no das el paso. Deja de decidir despacio y decide rápido. Deja de cambiar de decisión rápidamente y tómate tu tiempo cada vez que quieras cambiar de alternativa.    

¿Demasiado simple? No importa.

Aplica esta regla las próximas veces que estés indeciso ante una decisión y te sorprendas deambulando de una opción a otra. Abandona la indecisión y ve hacia delante con la opción que de primeras sientas que es la correcta. Hazlo, observa que ocurre y ven a contarme cómo te ha ido. (directo a los comentarios)

Estoy 100% seguro de que vas a acabar escogiendo la opción correcta en tiempo récord y sobre todo que te va a cambiar la forma en que a partir de ese momento tomes las decisiones.

Con que esta idea te ayude la mitad que a mí me ha ayudado ya me doy por satisfecho.

Cuéntame ideas adicionales o que tal te ha parecido el post en los comentarios. Dale like a la página de facebook y suscríbete si no lo estás. Me alegra, de verdad, verte por aquí.

1Saludo, Saül.

¿Defraudar a otros o defraudarte a ti?

¿Defraudar a otros o defraudarte a ti?

Desde el día en que decidí poner mis ideas y el ideal de vida que en lo más profundo de mi alma sentía que quería vivir por encima de todo lo demás, me he visto frecuentemente abocado a tener que defraudar a muchas personas.

Antes realmente me acojonaba, me sentía mal si sentía que estaba defraudando a mi madre, a mi padre, a mis amigos o a la gente que me importaba. Quería cambiar lo que siempre había sido y llegar a ser lo que soñaba. Cada vez que lo intentaba, cada vez que hacía algunos pequeños cambios que me que pensaba que me acercaban un poco más a mi meta, sentía como muchas de las personas cercanas a mi estaban en desacuerdo con mis decisiones y me lo echaban en cara. Era difícil avanzar.

Es algo que ocurre cuando tratas de crecer, que mucha de la gente a tu alrededor te dice que no deberías recorrer ese camino. No ocurre con todas las personas -gracias a dios, siempre quedan algunos, aunque sean pocos, que te dicen “yo creo que te saldrá bien y estaré ahí para apoyarte” y ves que realmente lo sienten así-  pero sí que pasa con una gran mayoría. Y es jodido porque tomar grandes decisiones, cuando no sabes aún muy bien si las cosas saldrán como tú esperas o te habrás dejado algo con lo que no contabas y se joderá, da miedo.

Si al miedo natural que sientes le sumas el sentimiento que te genera pensar que vas a defraudar a algunas personas que aprecias, la decisión más lógica que se aparece es desistir, abandonar sea cual sea la idea que tienes en mente y conformarte con que las cosas sigan siendo como siempre.

Así me mantuve yo durante un largo tiempo, tenía estallidos en los que trataba de lanzarme a hacer aquello que quería hacer en el futuro y hacía algunos cambios, pero tan pronto como lo hacía empezaba a sentir esa presión y aparecían un montón de problemas que no me acababan de gustar. Era un proceso cíclico de intento de expansión-frenazo-retroceso. Y cada día que pasaba me veía igual de lejos de conseguir todo aquello que quería.

Pero todo esto cambió cuando lo entendí. Cuando me hice la pregunta que se debería hacer toda persona cada vez que le dicen que no debería hacer algo. He defraudado a algunas muchas personas desde que decidí que iba a vivir a mi manera y no os voy a mentir, es duro.

Es duro pero es necesario. Y todo cobra sentido cuando nos preguntamos: ¿Voy a defraudarlos a ellos o a defraudarme a mí? Y si realmente vas en serio, si realmente las tienes todas de que eso a lo que te lanzas es con certeza eso que tanto quieres, y que es un tenerlo todo o no tener nada, la respuesta se hace evidente.

Es entonces cuando te sientes bien, y te da igual defraudar a quien sea que tengas que defraudar porque entiendes que lo importante es no defraudarte a ti mismo. Esa es, el primer contrato es que tienes que estar bien contigo mismo. Porque si no estás bien contigo mismo, por mucho que estés bien con los demás en realidad no vas a poder estar bien nunca.

Sé que puede ser difícil de entender y mucho más difícil aun de llevar a la práctica pero la satisfacción que obtienes de vivir fiel a tus principios es ya superior a todo el sufrimiento que te pueda generar.

Una vez entiendes que es tu vida, que tomarás las decisiones que tengas que tomar y que la gente cercana a ti solo tiene dos opciones, la de aceptarlo y apoyarte o la de no aceptarlo y dejar de estar a tu lado, entonces todo cobra sentido.

Porque si alguien que se supone que te quiere no está dispuesto a darte la libertad para que puedas cometer tus propios fracasos y tus propios éxitos, si no está dispuesto a animarte y motivarte a hacer la locura que sea que quieras hacer, no merece estar a tu lado. Y una cosa es explicarte un punto de vista contrario o expresar su opinión y decirte que aun así confía lo suficiente en ti y en tu juicio como para animarte a que hagas lo que sientas, y otra muy diferente la de oponerse a tu cambio o echarte cara lo equivocado que estás o animarte a que dejes de perseguir eso que deseas.

Te invito a que a partir de ahora te hagas la pregunta y lo analices. Pregúntate si prefieres defraudar a los otros o defraudarte a ti. Porque si realmente sientes que debes hacer algo, la respuesta se hará más que evidente. Tu vida es solo tuya y no necesitas cumplir las expectativas de nadie más.

####

Hola lector. Si has llegado hasta aquí quiero felicitarte. Creo que este es un concepto muy importante que quizás nunca habías pensado y que irás asimilando poco a poco a medida que las experiencias de tu vida te hagan pensarlo de nuevo. 

Las ideas que escribo en el blog tienen eso, que no basta únicamente con leerlas una vez para entenderlas y vivirlas y notar sus beneficios. Es necesario que vuelvas a ellas y es necesario que tomes acción. Si no has leído aun mi ebook “Toma Acción Ahora” realmente te estás perdiendo mucho potencial de este blog. 

Para conseguirlo únicamente debes introducir tu nombre y email en la caja de abajo y te enviaré un correo con en enlace para que puedas descargarlo.

Te veo allí, 1Saludo!!