Una de las mejores habilidades que puedes aprender consiste en aprender a aprender.

No son los más fuertes los que sobreviven sino los más rápidos, los más aptos ¿Y quiénes son los más rápidos? Los que tienen una mayor capacidad para adaptarse al medio. O en otras palabras, para aprender lo nuevo y hacer un buen uso de ello.

Aprender a aprender es algo normalmente pasado por alto, sobre todo por el sistema educativo, pero si quieres avanzar en tu desarrollo personal y quieres hacerlo rápido, mi consejo es que dediques un tiempo a dominar esta habilidad.

En este post y algunos más que le seguirán explicaré algunas de las ideas que más me han ayudado a aprender a aprender. Ahh y el día 20/01/2017 hago un Webinar gratuito llamado “Aprender a Aprender” dónde describo estas y muchas técnicas más con más detalle. Apúntate aquí.

Ahora vamos a explicar los 2 mayores obstáculos del aprendizaje y que puedes hacer para superarlos:

Obstáculo #1  “Eso ya lo sé”

El mayor obstáculo que enfrentas cada vez que alguien trata de enseñarte algo es no crees que eso que te enseña es nuevo.

Entonces tu mente se cierra y deja de tratar de entender todo lo que viene y por tanto el aprendizaje no tiene lugar.

Esto sucede así porque es así como funciona tu mente. Interpretas el nuevo conocimiento a través del conocimiento que ya tienes, asociando lo conocido con lo desconocido.

De esta forma cuando yo te cuento algo que he descubierto, tu no recibes mis ideas de forma integra sino que coges las ideas que tu ya tienes y tratas de combinarlas para llegar a la misma conclusión que yo he llegado.

Pero tus ideas y las mías puede que sean similares o puede que no. Puede que tu entendimiento de un concepto sea muy diferente de mi interpretación de ese mismo concepto y así, aunque hablando a un nivel superfluo tú entiendas lo que quiero decirte, nunca llegues a entenderlo a un nivel profundo.

Así pues la clave está en vez no decir “Okey, eso ya lo se, pasemos a lo siguiente” sino volver a repasar ese mismo concepto que tu ya sabes porque entiendes que tal vez lo sabes pero no exactamente igual que la otra persona.

Obstáculo #2 “No estoy de acuerdo”

La Teoría de la Relatividad que formuló Albert Einstein postula que nada existe en si mismo sino que todo es relativo a todo lo demás. O en otras palabras, que todo lo que podemos conocer son únicamente diferentes perspectivas.

El todo no existe en sí mismo sino solo como una acumulación de las diferentes partes.

De ahí se deduce pues que la verdad absoluta es incognoscible y que lo único que puede uno hacer es tratar de acumular perspectivas para acercarse cada vez más a lo que realmente es.

Pero este proceso se interrumpe cuando decimos “Eso es mentira” y cerramos nuestra mente así a un posible nuevo aprendizaje.

Pensamos que nosotros somos los poseedores de las verdades absolutas y por lo tanto no dejamos que entren más ideas en nuestra mente. Ideas que tal vez nos pueden hacer entender nuevas distinciones, o lo que es lo mismo: aprender.

Además, si te fijas, es precisamente así como evoluciona el conocimiento a través del tiempo:

Evolución del conocimiento:

Primero alguien se da cuenta de algo que ocurre en ciertos casos y descubre una idea: La Tesis.

Después alguien que ha aprendido esa idea se da cuenta de cómo esa idea no se aplica a todos los casos y descubre las excepciones: La Antítesis.

Y así sucesivamente la idea va evolucionando hasta que alguien llega y se da cuenta de que ambos extremos no son opuestos sino complementarios: Surge la síntesis.

Esto es lo que debes buscar tú, la síntesis. En vez de aferrarte a algo y rechazar lo opuesto trata de entender como lo opuesto complemente lo que tú ya sabes.

Hace tiempo cuando aún no sabía nada de todo esto leí una frase en una de esas fotos motivadoras de Internet que decía: “No creas nada, pero trata de entender todo lo que puedas”.

Y ahora que puedo ver en perspectiva me doy cuenta de que fue esa mentalidad una de las cosas que más influyó en mi desarrollo consciente. Pues empecé a leer muchos libros que si bien en ese momento no entendía pues confrontaban lo que yo ya sabía, me hicieron ampliar mi mente a nuevas perspectivas y en consecuencia crecer.

¿La solución?

Como ves, la premisa básica para evitar estos dos obstáculos consiste en mantener la mente abierta, pero entiendo que esto es muy general e inespecífico cuando se trata de llevar a la práctica, así que te daré un plan de acción más concreto.

El primer paso lo describiré con un ejemplo: estás en tu casa y lees/ves/escuchas un pedazo de información que contradice aquello que tu entiendes por verdadero o correcto. La opción automática si no supieras todo esto que acabamos de hablar más arriba sería cerrarte, rechazar la información, decirte “Que equivocado está” y pasar a otra cosa.

Pero en vez de eso lo que harás será tratar de entender esa información. Tratar de ver que parte de ella coincide con lo que tú crees y que parte no coincide y como es que esto es así. Pensar también en que experiencias pueden haberle hecho al autor llegar a tales conclusiones.

(De hecho puedes ir incluso más allá y forzarte algún día a investigar y leer sobre un tema que sepas que no tiene mucho sentido para ti, algo que crees casi seguro que está equivocado como pseudociencia, satanismo o culturas muy opuestas a las tuyas. Aunque eso solo para quien le gusten los extremos)

El segundo paso para mantener la mente abierta consiste en entender que los conceptos que tienes ahora en tu mente pueden seguir evolucionando y hacer algo para que así ocurra.

Si el primero consistía en encontrar algo opuesto a lo que piensas y dejarlo pasar para tratar de entenderlo, este paso consiste en buscar nuevos conceptos de forma proactiva.

Pensar en lo que ya sabes y reflexionar sobre ello, y cada vez que alguien te explique algo nuevo, suspender las creencias que tu tienes por unos instantes y tratar de entender que es lo que la otra persona está pensando exactamente sobre esa cosa que está tratando de contar.

Estos son pues los 2 mayores obstáculos y dos buenas soluciones que harán no solo que aprendas a una mayor velocidad al tener la mente mucho más abierta sino también que aprendas de cualquier experiencia que suceda en tu vida.

Si quieres más, estate atento a los próximos artículos que vendrán estas semanas y no te olvides de apuntarte al Webinar que impartiré el día 20 de Enero del 2017 llamado “Aprender a Aprender” haciendo click aquí.

1Saludo, Saül!!